El Abarth 595 vuelve a tener una versión esseesse para celebrar su 70 aniversario

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Abarth 595 Esseesse 2019 P

El Abarth 595 estará en el Salón de Ginebra. Aunque esencialmente sigue siendo el mismo coche que el Abarth 500 presentado hace una década - que fue reemplazado por el más moderno Abarth 595 - en esta ocasión sí hay novedades de cierto calado en la gama del fabricante italiano. La noticia es que el Abarth 595 (la versión más picante del FIAT 500) vuelve a tener una versión esseesse. Aquellos kits esseesse, lanzados al mercado en el lejano año 2009, llegaban a los concesionarios de Abarth en una caja de madera y eran instalados sobre los pequeños 500. ¿Cómo son los nuevos Abarth 595 esseesse?

Antes de nada, un poco de historia. Los primeros Abarth 595 esseesse llegaron al mercado en 1964. Era un kit de potenciación para los pequeños cinquecento. Con la ayuda de un carburador Solex 34 y un nuevo colector de admisión, los pequeños FIAT llegaban a desarrollar la "friolera" de 32 CV. Estéticamente, unos neumáticos deportivos y unos agresivos vinilos los diferenciaban de otros 500. Abarth volvió a repetir el éxito de los esseesse en 2009, con un kit que elevaba la potencia de los Abarth 500 desde los 135 CV hasta unos notorios 160 CV, además de modificar la puesta a punto de las pequeñas pelotillas.

Abarth 595 Esseesse 2019 15

Los esseesse son los nuevos topes de gama de la gama Abarth 595. ¿Qué ocurrirá con los Abarth 595 Competizione?

Suspensiones Eibach, unos frenos con más mordiente y unas llantas de aleación ligera los diferenciaban de otros Abarth 500. Una década después, los esseesse vuelven a coronar la gama del Abarth 595. En su equipamiento de serie encontramos modificaciones mecánicas interesantes: el equipo de frenado está firmado por Brembo y sus amortiguadores son unos Koni FSD de corte rácing. El filtro de aire de alto flujo está firmado por BMC y del escape se encarga Akrapovic, dando al motor 1.4 turbo una tonalidad deliciosa. Dicho sea de paso, el motor desarrolla 180 CV de potencia.

A nivel estético el coche monta unas llantas Supersport de 17 pulgadas de diámetro, pintadas en color blanco. Un color en el que también están acabados los vinilos laterales del coche y la carcasa de los espejos retrovisores. En el interior del coche los semibaquets Sabelt son de serie, con su parte trasera rematada en fibra de carbono. El material compuesto también está presente en el salpicadero y el volante. Su equipo de infotainment Uconnect tiene una pantalla de 7 pulgadas y entre sus aplicaciones cuenta con una función de telemetría, ideal para los asiduos a track-days.

Abarth 595 Esseesse 2019 21

En los respaldos de los asientos está bordado el logotipo de Abarth y un "70", en referencia al septuagésimo aniversario de Abarth.

¿Impresionante, verdad? La respuesta es no: es prácticamente el mismo coche que los Abarth 595 Competizione. Lleva el mismo filtro de aire, amortiguadores, asientos e inserciones en fibra de carbono. Las únicas diferencias estriban en el sistema de escape - un espectacular Record Monza en los Competizione - y hay una gran carencia con respecto a los Competizione. La nota de prensa no hace referencia alguna al diferencial autoblocante opcional de los Competizione, posiblemente el extra más interesante del coche a nivel dinámico. Y esa ausencia me preocupa, porque era uno de los detalles que más lo diferenciaban de otros rivales.

Lee a continuación: Abarth hace descuento en accesorios Mopar para celebrar su récord de ventas en 2018

Hay que ser muy "quemado" para comprarse un Abarth 500 en cualquiera de sus versiones pero si es tu caso estás de enhorabuena: es uno de los deportivos auténticos más baratos del mercado y que más satisfacciones te pueden dar. Eso sí, no esperes el menor refinamiento en el trato a los ocupantes, asume que ir por autopista supone un dolor de cabeza y prepárate para ir botando en cada arruga del asfalto, así de radical es este pequeño juguete.

Ver todos los comentarios 0

Hay que ser muy "quemado" para comprarse un Abarth 500 en cualquiera de sus versiones pero si es tu caso estás de enhorabuena: es uno de los deportivos auténticos más baratos del mercado y que más satisfacciones te pueden dar. Eso sí, no esperes el menor refinamiento en el trato a los ocupantes, asume que ir por autopista supone un dolor de cabeza y prepárate para ir botando en cada arruga del asfalto, así de radical es este pequeño juguete.