El ABT RS5-R es la dosis extra que el Audi RS5 necesitaba: 530 CV y un look más agresivo

 |  @Dieguti_  | 

Cuando aún tenemos en la boca el posgusto que nos dejó el RS3 de ABT, más rápido en el 0-100 km/h que un Audi R8 de tracción trasera, se nos presenta ante nosotros otra creación del que posiblemente sea el especialista de tuning más experimentado en Audi. Por si los 450 CV de serie del Audi RS 5 te saben a poco, y su apariencia demasiado recatada para un deportivo de su calibre, ABT tiene la solución con el ABT RS5-R. Es más potente, más rápido y también más macarra. 

ABT nos presenta con el RS5-R un coche no sólo más potente que el modelo de serie, sino también notablemente más radical en lo visual. Pero vayamos por partes. En lo concerniente a la mecánica, ABT ha llevado el V6 TFSI de 2,9 litros desde los 450 caballos de serie hasta los 530 CV. Un incremento de ochenta caballos que no viene solo: el par aumenta un 15% y alcanza en este RS5-R los 690 Nm de par máximo.

El RS5-R de ABT gana 80 CV respecto al de serie, llegando hasta los 530 CV. Es más rápido y, además, quiere hacerlo notar

La transmisión no recibe cambios, pero la ganancia de potencia y par es suficiente para mejorar la aceleración del RS 5 de serie: rebaja tres décimas el tiempo en el 0-100 km/h, dejándolo en sólo 3,6 segundos. Una cifra muy similar a la del RS3 de 500 CV, por debajo del R8 de tracción trasera y su V10 de 5,2 litros y 540 CV, y quizá no tan lejos en la práctica de la verdadera cifra del RS 5 estándar. Este torrente de potencia vendrá acompañado de un sonido más embriagador que en el modelo de serie gracias a un sistema de escape ABT específico y cuyos colines de escape -de fibra de carbono- tienen ni más ni menos que 102 mm de diámetro.

En la parte ciclo ABT ha retocado la suspensión añadiendo barras estabilizadoras específicas, nuevos muelles y amortiguadores y, además, el tuneador germano permite ahora ajustar al gusto del cliente la altura del coche. Más adelante habrá una configuración coilover, desarrollada conjuntamente con KW, en cuya puesta a punto están trabajando aún. ABT asegura haber conseguido un tacto de conducción más deportivo sin comprometer el confort de los pasajeros.

El RS5-R tiene nuevas estabilizadoras y la suspensión es ahora ajustable en altura. Estará limitado a 50 unidades, cada una con su placa identificativa

Llegados a este punto, y sabiendo que los gustos son como las opiniones, cada cual tiene uno diferente, algunos verán en el RS 5 un elegante coupé con la mezcla perfecta entre unas líneas definidamente deportivas y una discreta agresividad que enmascara de cierta manera el potencial del coche. A otros, directamente, les parecerá que tiene poca chicha. Para los que sean de esta última opinión, ABT tiene el remedio.

La receta tiene buenas dosis de fibra de carbono y los ingredientes son un parachoques rediseñado con entradas de aire más agresivas (que tienen unos apéndices aerodinámicos en los laterales), un labio inferior de fibra de carbono en la parte delantera, pasos de rueda ensanchados y con salidas de aire, un difusor trasero rediseñado también de fibra de carbono y un discreto alerón trasero del mismo material. Todo ello rematado con unas llantas ABT Sport GR de 21 pulgadas sobre neumáticos con medidas 275/25. Este RS5-R se presentará en el próximo Salón de Ginebra y estará limitado a 50 unidades; como tal se indicará en una chapa en el habitáculo del coche, donde tampoco faltan las referencias al nombre de esta versión, los asientos de cuero y Alcántara ni las molduras de fibra de carbono.

Fuente: ABT Sportsline
En Diariomotor:

Lee a continuación: El Skoda Octavia de ABT tiene más de 300 CV, es más potente que el Volkswagen Golf R

Ver todos los comentarios 0