ABT RSQ8-R: 740 CV y 315 km/h para un Audi RS Q8 vitaminado y limitado a 125 unidades

José Luis Gómez  |  @jlgomez1995  | 
Abt Rsq8 R 2020 08

En 2021 ABT Sportline celebra su 125 aniversario y no se le ha ocurrido otra cosa que ir lanzando series limitadas a 125 unidades de los modelos más deportivos, radicales y deseados de la firma de los cuatro aros. Así, después del ABT RS6-R que pudimos conocer el pasado mes de abril y del ABT RS7-R le ha llegado el turno a otro peso pesado, nunca menor dicho, al llamado ABT RSQ8-R que parte de la base del conocido Audi RS Q8. Veamos qué esconde este Hulk y si valen la pena esos casi 70 mil euros que cuesta este upgrade.

Tres números: 740 CV, 920 Nm y 315 km/h

La base sobre la que parte este ABT RSQ8-R es ya de por sí un vehículo realmente rápido, de hecho, los 600 CV y 800 Nm proporcionados de serie gracias a su V8 de cuatro litros con tecnología mild-hybrid (¡y etiqueta ECO!) le bastan al Q8 RS para ser el SUV más rápido en Nordschleife, con un 0 a 100 km/h de nada más, y nada menos, que 3,8 segundos. Sobre él ABT ofrecía una preparación que elevaba su potencia máxima a 700 CV y 880 Nm, a la cual le ha dado una vuelta de tuerca más en esta serie limitada que os presentamos.

Mediante una reprogramación del motor y la incorporación de un intercooler mayor se ha conseguido aumentar la potencia y el par máximo hasta los 740 CV y 920 Nm, respectivamente, unas cifras impresionantes y propias de superdeportivos, las cuales le permiten alcanzar una velocidad máxima de 315 km/h. Para hacer presente el poderío de su V8, si ya por su estética no lo es, se ha incorporado un sistema de escape en acero inoxidable con cuatro salidas de 102 mm que emite un sonido mucho más intenso. Por lo demás, sigue empleando el mismo cambio automático de convertidor de par de 8 relaciones y la tracción integral Quattro.

Carbono por dentro, y carbono por fuera

Como hemos dicho, este RSQ8-R no solo debe ser rápido y exclusivo, sino que también debe parecerlo. Para ello se ha implementado un kit aerodinámico de carrocería que está compuesto por multitud de "añadidos" en carbono, como el splitter delantero, pasos de ruedas, difusor trasero, carcasa de los retrovisores... estando todos ellos diseñados de forma que proporcionen una mejor aerodinámica. El broche final lo ponen unas gigantescas llantas de 23 pulgadas de diez radios dobles que calzan unos neumáticos en dimensiones 295/35 R23.

En su interior nos volvemos a encontrar con más carbono que se suma al ya ofrecido por Audi en lugares como la banqueta de los asientos, el volante o la consola central. A ello se unen los logos de 'ABT' y 'RSQ8-R' repartidos por todo el habitáculo: en los reposacabezas de los asientos, umbrales de las puertas, pomo de la palanca de cambios o incluso en las alfombrillas. No obstante, los detalles más especiales son la inscripción de la unidad correspondiente de esas 125 con una tipografía roja en la consola central y la firma blanca sobre la tapa del cenicero.

¿Su precio? Pues a ver, en primer lugar debemos comprar un Audi RS Q8 con el paquete RS Dynamic Plus, paquete carbono y negro brillo así como las carcasas de los retrovisores en negro, lo cual suponen unos 190.000 € a los que debemos añadir los 70.000 € de las modificaciones. Resumiendo, el ABT RSQ8-R de 740 CV "se llama" 260.000 €, aunque por suerte incluye la homologación TÜV, pero no el viaje a Alemania.

Vídeo destacado del Audi Q8

Lee a continuación: Los Audi SQ8 y SQ7 añaden un motor V8 TFSI y superan los 500 CV

El más caro de los crossovers de Audi es también el más equipado y avanzado, luciendo una imagen deportiva que no pasa inadvertida.

Ver todos los comentarios 1