comscore
MENÚ
Diariomotor
Tuning

3 MIN

El APG Ranger Prorunner es la Ford Ranger "Raptor" más bestia del momento (+9 fotos)

Apg Ranger Prorunner P

La Ford Ranger Raptor es uno de los coches más interesantes actualmente a la venta, si somos amantes del todoterreno. Es la primera vez en la historia que una Ford con apellido Raptor se pone a la venta en Europa y ya nos ha demostrado en varias ocasiones de lo que es capaz. Sin embargo, en Estados Unidos la Ford Ranger carece por el momento de versión Raptor. Y para remediar esto, empresas como APG (Automotive Performance Group) han diseñado un paquete de modificaciones que transforma una Ranger "estándar" en una Raptor al cuadrado.

En Estados Unidos las Ford Ranger no se venden con motores diésel, y por tanto no pueden equipar el 2.0 EcoBlue de 213 CV que tienen las europeas. Sin embargo, pueden presumir de un motor 2.3 EcoBoost de 270 CV y grandes posibilidades de potenciación. Partiendo de una de estas Ranger de gasolina, APG aumenta la anchura de la pick-up en primer lugar. Diseñan y fabrican en California un kit widebody de fibra de carbono, que ensancha los pasos de rueda y aumentan la anchura del coche en 25,4 cm - un incremento de anchura casi 9 cm superior al de una Raptor de verdad.

El kit aumenta la altura libre al suelo y su eficacia off-road. No se refuerza la transmisión o diferenciales.

Este kit permite la instalación de neumáticos todoterreno de hasta 35 pulgadas, así como incrementar el recorrido de la suspensión hasta un máximo de 318 mm. Un recorrido de suspensiones muy superior al de una Ranger Raptor, que es de 236 mm en el mejor de los casos. El ancho de vías es 25 cm más ancho, dejando en ridículo a los 17 cm de una Raptor estándar. El planteamiento de APG es muy radical y busca asemejar su rendimiento al de una auténtica Pro Runner de las Baja 1000 - una durísima competición todoterreno de velocidad.

La suspensión de esta Ford Ranger ha sido uno de los puntos más modificados de su tren de rodaje. En vez de los amortiguadores Fox Racing de las Raptor usan unos King Shocks con botella separada, asociados a unos nuevos brazos de suspensión y manguetas completamente nuevas. La guinda la ponen unos neumáticos BF Goodrich All-Terrain T/A KO2 de 34 pulgadas, montados sobre unas llantas Turbomac HD de Fifteen52 en 17 pulgadas de diámetro. Una baca de techo con luces LED y un nuevo paragolpes metálico aportan un aspecto aún más aventurero al coche.

El precio del kit ProRunner es de 15.948 dólares, pero no incluye amortiguadores, llantas o neumáticos.

Bajo estas líneas podéis ver el rendimiento del coche en una conducción todoterreno. La mecánica del coche no ha sido alterada, por lo que el 2.3 EcoBoost retiene sus 270 CV, y su caja de cambios de 10 relaciones no recibe cambio alguno.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vídeo destacado del Ford Ranger