Como un guante: Aston Martin modelará los asientos del Valkyrie en base al cuerpo de sus clientes

 |  @sergioalvarez88  | 

El Aston Martin Valkyrie está postulándose como uno de los coches más innovadores y radicales jamás creados. Un híbrido entre todo Fórmula 1 y un deportivo de calle, diseñado por una leyenda como Adrian Newey. Un coche que podría llegar a ser tan especial – y atentos a lo que voy a afirmar – como el McLaren F1. Las píldoras de información que vamos recibiendo confirman esta teoría, de momento poco popular. Según CNBC ha logrado saber, el asiento del conductor del Aston Martin Valkyrie será modelado en base al cuerpo de cada conductor. La personalización más extrema, en busca de una experiencia única.

Habrá una versión de calle y otra de circuitos del Aston Martin Valkyrie, y su producción se limitará a sólamente 175 unidades.

El Aston Martin Valkyrie costará entre 3 y 4 millones de euros, y a cambio de ese dinero, la marca inglesa quiere asegurarse que cada dueño reciba un coche único. Para ello, escanearán en 3D los cuerpos de los futuros conductores, para a continuación construir un asiento perfectamente adaptado a sus dimensiones corporales. No es lo mismo un delgado conductor asiático de apenas 1,70 metros de altura que un fornido americano de dos metros de altura y 120 kilos de peso. ¿Significa eso que no entrarás en el asiento del coche si engordas unos kilos? ¿O que nadie más podrá conducir tu unidad?

Por supuesto que no. Pensad en estos asientos a medida no como una camisa hecha por un sastre, sino como un sofá a medida. Te sentirás perfectamente arropado por ellos, pero no impedirán que otras personas conduzcan el coche, o estén cómodos en esos asientos. Desde el momento que Aston Martin anunció el lanzamiento del Valkyrie supimos que será carne de especuladores, con abundante movimiento en el mercado secundario. Más de una persona se sentará en esos asientos, aunque sea el primer dueño el que más cómodo se sienta. Curiosamente, no es la primera marca en hacer algo parecido con un lanzamiento de este calibre.

En efecto, fue McLaren la que para su F1 llevó a cabo un programa similar. Los asientos de los McLaren F1 no estaban basados en un modelo 3D del cuerpo del conductor, pero se encargaban en diferentes tallas, adaptadas a la altura y complexión de los propietarios del genial superdeportivo. En cualquier caso, el Aston Martin Valkyrie será un coche único: además de una aerodinámica nunca vista en un vehículo de calle, tendrá alojado en sus entrañas un motor V12 atmosférico con una potencia final de unos 1.000 CV. Un propulsor de alto régimen de giro que se encargará de lograr una relación peso-potencia de 1 kg/CV.

Fuente: Jalopnik

Lee a continuación: Código marrón en Nürburgring: cuando tu Porsche 911 GT3 se salva por los pelos de un accidente aparatoso