Aston Martin tendrá un nuevo deportivo V6, pero la prioridad son ya híbridos y eléctricos

 |  @ClaveroD  | 

Aston Martin ya está ultimando los detalles del futuro Vantage, sin embargo a medio plazo hay lanzamientos todavía más interesantes que están por venir. Entre ellos, el más importante es el prometido nuevo deportivo de motor central que pretende convertirse en el rival directo de los Ferrari 488 GTB y McLaren 720S. Con la apertura de su nueva fábrica en Gales la expansión de Aston es sólo cuestión de tiempo, aunque esto obligará a llevar a cabo importantes cambios en todos los aspectos.

Tras el lanzamiento de los Aston Martin DB11 y Aston Marting Vantage, la gama de Aston seguirá creciendo y pretende ofrecer un nuevo deportivo de corte más radical pensado para hacer frente a Ferrari, McLaren y Lamborghini con la principal característica de incorporar un motor central. A priori podríamos pensar en un V12 o incluso un V8 de origen Mercedes-AMG, pero el CEO de Aston Martin – Andy Palmer – ya ha confirmado que este nuevo deportivo que llegará no antes de 2020 empleará un motor V6 diseñado y fabricado por Aston Martin.

Palmer ha concedido una reciente entrevista a The Financial Times y en ella no ha dudado en revelar algunas de las estrategias que a va a seguir la marca a corto y medio plazo. En ella el Aston Martin DBX es una pieza fundamental por volumen de ventas, sin embargo la confirmación de un nuevo deportivo de motor central es toda una noticia. La apuesta por el downsizing es clara e inamovible y es que Aston tiene muy claro que en mercados clave como China y Europa el downsizing es necesario para capear las leyes e impuestos que cada vez se endurecen más. Dicho de otro modo, los V12 y V8 tienen los años contados.

Esto último nos lleva a la conclusión evidente, la electrificación de la gama. Aston Martin tendrá electrificada su gama al completo para 2030, apostando por la propulsión híbrida y eléctrica pero teniendo muy claro que es el único camino a seguir. Por este motivo Andy Palmer no ha dudado en confirmar que el uso de tecnología de propulsión eléctrica propia es una prioridad en la marca, algo en lo que están trabajando ya para contar con la tecnología y experiencia suficientes para ser líderes en este cambio que se avecina y que dará su primer gran paso con el lanzamiento de los Aston Martin RapidE y DBX.

Lee a continuación: Aston Martin Vanquish Zagato Speedster: una joya cabrio de 600 CV y solo 28 unidades

  • Alberto Piqueras Ramos

    La primera foto, directamente, me asusta. No entiendo bien a que apunta, para colmo, al verlo de atrás, no se sabe que es lo que veremos de adelante. ¿ Por qué no está de frente la foto ?

    Saludos.

    • Oswaldo Rodríguez

      Es el Valkyrie, un modelo completamente diferente al referido en el texto, con eso tampoco entiendo de que va como cabeza del artículo.