Algunos Audi automáticos con motor V6 habrían falseado sus emisiones de CO2, según la CARB californiana

 |  @sergioalvarez88  | 

Tras el escándalo de las emisiones del Grupo Volkswagen y los motores TDI trucados, parecía que las aguas volvían a su cauce en Wolfsburgo. Las noticias de los últimos meses se han centrado en la recompra de vehículos afectados en Estados Unidos, así como indemnizaciones al otro lado del charco. Desde hace apenas unas horas, se ha sabido que la CARB (California Air Resources Board) habría descubierto un software en las cajas automáticas de algunos Audi con motor V6, mediante el que se habrían falseado a la baja sus emisiones de CO2.

¿Cómo funciona este software? ¿Es realmente ilegal?

No sólo los motores TDI están afectados, también los V6 de gasolina.

Según CARB – la agencia medioambiental californiana – ha descubierto, es un software presente en algunos Audi con motor V6 y cambio automático AL551, el conocido Tiptronic de ocho relaciones y convertir de par, de origen ZF. Este software es capaz de detectar cuándo el vehículo se encuentra en un banco de rodillos, y modifica entonces su estrategia de cambio de marchas. La caja de cambios entra en una suerte de modo “Eco”, y a la hora de practicar su homologación de consumos y emisiones de CO2, arroja cifras inferiores a las reales.

¿Cómo lograba Audi que el coche detectase que estaba en un banco de rodillos? Al igual que en el caso de los TDI trucados, a través de la dirección. El sistema estaba programado para entrar en este “modo de pruebas eficiente” si detectaba que durante un determinado tiempo el volante no se movía más de 15 grados. El software no variaba la relación de cambio, ni practicaba modificaciones en la combustión del motor. Sólo variaba la estrategia de cambio, entendemos que adelantando los puntos de cambio, por ejemplo.

Las pruebas de emisiones de CO2 de la CARB sí hacen girar el volante, desactivando el “modo eco” de la caja de cambios.

La CARB californiana detectó este software hace ya cuatro meses, pero ha sido ahora cuando ha salido a la luz, a los pocos días de haber rechazado el organismo californiano la última solución a los V6 TDI trucados en Estados Unidos. Audi habría dejado de implementar este software en sus vehículos desde mayo de 2016, meses después del escándalo de los TDI. Las implicaciones para Audi son importantes, pues la marca hasta ahora había declarado ser una víctima del software trucado diseñado para los motores TDI por Volkswagen.

Ahora bien, ¿está realmente cometiendo Audi un delito al instalar este software? Sabemos que las marcas utilizan todo tipo de estrategias y estratagemas para lograr emisiones de CO2 inferiores. Inflan los neumáticos más allá de los límites recomendados, emplean aceites diferentes para el motor, o incluso llegan a aligerar los vehículos. Mi compañero David Clavero ha escrito un interesante artículo en el que nos habla de hasta 10 formas que utilizan los fabricantes para reducir el consumo homologado de un vehículo.

Mientras tanto, Alemania está investigando a Hans Dieter Poetsch, antiguo director financiero del Grupo Volkswagen.

En Estados Unidos, Audi sí podría tener problemas a causa de este software, descubierto por la CARB en un Audi de modelo anterior a 2016. En Europa, es un medio perfectamente legal a la hora de homologar las emisiones de un coche, tarea de la que se encarga el propio fabricante – resultando en consumos muy diferentes al de un coche de calle, en un ciclo NEDC cuya credibilidad es ya nula. Este tipo de software, y en especial su ocultación, podría obligar a Audi a pagar indemnizaciones millonarias a los dueños de vehículos afectados.

Propietarios que han comprado un coche cuyo consumo homologado no refleja la realidad del vehículo – siquiera la realidad del propio ciclo de homologación. Por el momento, ni la CARB ni Audi han emitido un comunicado al respecto.

Fuente: Engadget
En Diariomotor:

Lee a continuación: Un juez falla a favor de que Volkswagen indemnice con 5.006€ al cliente de un Audi Q5