CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

El Audi e-tron ahora se llama Q8 e-tron y se actualiza con más autonomía, entre otros cambios

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 9 Nov 2022
Audi Sq8 E Tron Quattro
Audi Sq8 E Tron Quattro

El coche que tenéis en vuestras pantallas es el nuevo Audi Q8 e-tron. La denominación no os debe llevar a engaños: se trata de un lavado de cara del Audi e-tron 100% eléctrico, que adopta esta denominación para dejar claro que es el buque insignia electrificado de Audi. El Audi Q8 con motores térmicos que ya conocemos seguirá vendiéndose en paralelo. Con esta actualización, Audi ha aprovechado para actualizar tanto la estética de su SUV eléctrico como su técnica, destacando un notable aumento de su autonomía eléctrica.

El principal cambio, en nuestra opinión, está en la adopción de nuevas baterías de iones de litio de mayor capacidad. En los Audi Q8 50 e-tron - las versiones de acceso - la batería pasa a tener 95 kWh de capacidad (89 kWh netos) y en los Q8 55 e-tron y SQ8 e-tron la batería pasa a ser de unos monstruosos 114 kWh de capacidad (106 kWh netos). Estas nuevas baterías aumentan la capacidad útil en términos relativos y permiten también aumentar la potencia de carga, que ahora llega a picos de 170 kW de potencia en los Audi SQ8 e-tron topes de gama.

Las versiones tope de gama aumentan su capacidad de batería en 20 kWh útiles.

Pero sin duda, el mayor beneficio de esta mayor batería está en el aumento de la autonomía de estos SUV, uno de los puntos más débiles antes de esta actualización. Los Audi Q8 50 e-tron y su versión Sportback tienen ahora autonomías respectivas de 491 km y 505 km con la batería de 89 kWh, mientras que los Q8 55 e-tron y e-tron Sportback, con la batería de 106 kWh, pueden presumir de autonomías combinadas WLTP de 582 km y 600 km. Por establecer comparaciones, la autonomía del Q8 e-tron 55 ha aumentado en 178 km tras esta actualización técnica.

76
FOTOS

Por su parte, las versiones SQ8 e-tron ofrecen una autonomía de 494 km y 513 km, siempre con la batería de mayor capacidad. En condiciones ideales, estas versiones deportivas completan el 10-80% de su carga en 31 minutos a su máxima potencia de 170 kW, 20 kW superior a los Q8 e-tron con la batería "pequeña". Opcionalmente, el cargador de a bordo de la familia Q8 e-tron puede tener hasta 22 kW de potencia. Los cambios técnicos no terminan aquí: Audi ha aumentado el número de bobinas en los motores eléctricos, aumentando el par motor en condiciones puntuales.

Los cambios en la estética también mejoran el rendimiento aerodinámico del coche.

Al mismo tiempo, se reduce su consumo energético en situaciones de poca demanda. Con todo, la potencia combinada de estos SUV eléctricos no varía, al igual que tampoco lo hace su velocidad punta. El lavado de cara de los Audi Q8 e-tron trae consigo una estética renovada, en la que el principal cambio es una nueva calandra con LEDs integrados y paragolpes revisados, tanto delante como detrás. Tienen un aspecto más fresco, y además, reducen el coeficiente aerodinámico: el cX pasa de 0,28 a 0,27 en los Q8 e-tron y de 0,26 a 0,24 en las versiones Sportback.

En el interior los cambios son mínimos, y se limitan a nuevos materiales y acabados, como madera de nogal natural y tapizados fabricados a partir de botellas de PET recicladas. Los renovados Audi Q8 e-tron y Audi Q8 e-tron Sportback llegarán a los concesionarios a partir de febrero de 2023.