CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Compactos

3 MIN

Este Audi S3 con 600 CV y llantas de Porsche 911 busca nuevo dueño

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 3 Mar 2019
Audi S3 600 Cv P
Audi S3 600 Cv P

El primer Audi S3 tiene algo especial. Fue el primer compacto deportivo de Audi, un coche con sus raíces firmemente plantadas en los años 90, pero al mismo tiempo dotado de una gran carga tecnológica. Aquellos S3 tenían en sus entrañas la última evolución del motor 1.8 turbo de 20 válvulas, con hasta 225 CV en los últimos Audi S3 8L. Además de soportar muy bien el paso del tiempo tenían un sistema de tracción integral que aún hoy en día consideramos efectivo. El Audi S3 de vuestras pantallas busca nuevo dueño, y es una de las unidades más especiales que hemos visto en mucho tiempo.

El coche ha sido construido por un verdadero entusiasta de la deportividad, y se nota en las modificaciones y su calidad. Para empezar, sabemos que su motor desarrolla ahora 600 CV. Los 1.8 20VT son potenciables, pero esto es otra liga en el mundo de las preparaciones. El bloque motor ha sido mecanizado para elevar su cilindrada hasta los 2,2 litros y se ha instalado una nueva culata reforzada. Todos los componentes internos del motor - como válvulas, pistones o árboles de levas han sido reforzados - y periféricos como el escape o la bomba de combustible están adaptados a su nivel de rendimiento.

11
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Estéticamente es un verdadero sleeper. Solo unas llantas de Porsche 911 lo diferencian de otros Audi S3. Siquiera sus tubos de escape llaman la atención.

El motor está sobrealimentado por un nuevo turbocompresor, un gigantesco Borg WarnerEFR 7670 T3, conectado a un colector de escape completamente ad-hoc. No podemos olvidarnos de unos inyectores de 980 cc de caudal máximo, una ECU completamente programable con varios mapas de potencia y un sistema de refrigeración a la altura de su potencia: el intercooler está montado frontalmente y es mucho mayor que el de serie. Su motor desarrolla la friolera de 600 CV, pero está preparado para soportar hasta 1.000 CV de potencia, activables con un simple pulsador electrónico. Una verdadera locura.

Es de esperar que su tren de rodaje esté a la altura de sus meteóricas prestaciones. Y así es: su suspensión son coilovers ajustables firmados por KW y todos los silentblocks del coche están firmados por Powerflex. El equipo de frenado está compuesto por discos Zimmerman de grandes dimensiones, con un sistema de reparto de frenada ajustable por el conductor. No se especifican modificaciones sobre la caja de cambios o el sistema de tracción total, entendemos que clave para su futuro durabilidad. A nivel estético, solo sus llantas de Porsche 911 y sus baquets nos dan pistas de su potencial prestacional.

El coche tiene 240.000 kilómetros y ha recorrido solo 1.000 km tras su completa transformación. Está prácticamente en rodaje a nivel de motor.

Está a la venta en Holanda a un precio de 18.900 euros. A continuación os dejamos una bonita galería de fotos en alta resolución de todas las modificaciones del coche. Quizá incluso os puedan servir como futura inspiración.

Fuente: autoblog.nl
En Diariomotor: