CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

Aumentar la autonomía del coche eléctrico gracias a tu calor corporal, el último invento de GM

David Clavero | @ClaveroD | 26 Abr 2022
The 2022 Gmc Hummer Ev’s Design Visually Communicates Extreme
The 2022 Gmc Hummer Ev’s Design Visually Communicates Extreme

General Motors acaba de descubrir una nueva función para su plataforma Ultium para vehículos eléctricos que resulta bastante interesante. En pos de mejorar la gestión energética de esta arquitectura, General Motors sigue evolucionado su tecnología y presentando nuevas funciones como la que hoy nos ocupa. Gracias a una mejor gestión del calor, incluso el corporal, los eléctricos de GM prometen poder aumentar su autonomía, reducir el tiempo de recarga y mejorar sus prestaciones. ¿Cómo lo han conseguido? Vamos a descubrirlo.

Con la presentación de la GMC Hummer, General Motors dio a conocer una nueva arquitectura de propulsión eléctrica denominada como Ultium que poco a poco irá llegando a más coches del grupo como es el Cadillac Lyriq o la Chevrolet Silverado EV. Esta plataforma es el sistema de propulsión más avanzado del fabricante, pero aún no ha demostrado todo su potencial y por eso GM está comprometida con seguir mejorando y actualizando la arquitectura, revelando ahora nuevas funciones que mejoran la gestión de la energía que realiza la batería y algunos de sus sistemas auxiliares.

50
FOTOS
Gracias al calor del exterior del vehículo, pero también el del propio habitáculo, la plataforma Ultium de GM puede acondicionar el tren de propulsión para trabajar en su rango óptimo de temperatura

Concretamente, esta nueva revisión anunciada por GM tiene que ver con la gestión térmica del tren de propulsión, un aspecto clave ya que tiene una gran repercusión en el consumo, en los tiempos de recarga y en las prestaciones. Por eso, lo que GM ha hecho es optimizar el uso del calor, pero de forma bidireccional. Tanto para climatizar el habitáculo a través del calor generado por las baterías, la electrónica de potencia y los motores eléctricos, como a la inversa, empleando el propio calor del habitáculo para optimizar la temperatura de trabajo de todo el tren de propulsión. Esto es posible gracias al uso de una bomba de calor capaz no solo de trabajar en ambos sentidos, sino de un diseño de los intercambiadores de calor compatible con este uso.

Recordemos que la bomba de calor se ha convertido en un elemento de gran valor en los coches eléctricos dado su menor consumo energético frente a las tradicionales resistencias (PTC). Estos sistemas son capaces de generar calor con un menor impacto energético, de ahí que su optimización sea tan importante, especialmente cuando hablamos de coches eléctricos que deben ser usados en climas muy fríos.

67
FOTOS
En los eléctricos, la temperatura de trabajo resulta vital para conseguir las mejores prestaciones, la mayor autonomía y la mínima degradación de las baterías

Según las estimaciones de GM, este mejor aprovechamiento de la temperatura es capaz de aumentar la autonomía de sus eléctricos hasta en 10%. Pero además, también permite mejorar las prestaciones al conseguir una temperatura de trabajo óptima para las baterías, lo que permite suministrar toda la potencia del tren de propulsión. Del mismo modo, esta mejor gestión térmica de todo el sistema de propulsión permite reducir los tiempos de recarga, ya que el sistema es capaz de acondicionar las baterías de forma previa al uso de un punto de recarga rápida, lo que permite mantener por más tiempo la máxima potencia y también minimizar la degradación de las celdas.

Fuente: AutoNews