CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tuning

3 MIN

590 CV para el atómico BMW M3 Competition de AC Schnitzer

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 30 Oct 2021
Bmw M3 Competition Ac Schnitzer P
Bmw M3 Competition Ac Schnitzer P

Era cuestión de tiempo que los preparadores alemanes se volcasen con el BMW M3. La berlina de BMW es uno de los coches más apasionantes y radicales del momento, uno de esos coches que excita el sentido arácnido de los más petrolheads. Con 510 CV en su versión Competition y la opción de montar un cambio manual en su versión estándar de 480 CV, presume de un nuevo motor de seis cilindros en línea y sobrealimentación por turbocompresor. AC Schnitzer acaba de presentarnos el ACS3 Sport, su peculiar visión del BMW M3, potenciado hasta los 590 CV.

La preparación de AC Schnitzer va mucho más allá de una simple "repro". Este preparador es uno de los más reputados entre los especializados en BMW, y sus primeros trabajos datan de los años ochenta, de la época de los BMW Serie 3 E30. El primer cambio es un kit de carrocería, no solo más agresivo y deportivo, si no también cuidadosamente estudiado en el túnel de viento: el splitter frontal añade 40 kg de carga aerodinámica a 200 km/h, un spoiler de techo añade otros 20 kilos y la combinación del difusor y el alerón trasero añaden 70 kilos adicionales.

Multitud de piezas de su kit de carrocería están construidas en fibra de carbono.

Las masas no suspendidas del coche se reducen de forma considerable gracias a las llantas AC3 Lightweight Forged Wheels, que montan neumáticos de 295 mm de sección en el eje trasero y tienen un diámetro de 20 pulgadas. Aunque es invisible desde el exterior, han instalado una nueva suspensión roscada RS, ajustable tanto en compresión como en extensión. Esta suspensión es deportiva no es radical, si no que apunta a un buen equilibrio entre firmeza y docilidad al límite. Además, reduce en hasta 20 mm la altura en el frontal del coche.

Todas estas mejoras en el tren de rodaje no tendrían sentido sin la reprogramación electrónica del motor del coche. El S58 recibe una ECU retocada y pasa a desarrollar la friolera de 590 CV, un incremento de 80 CV respecto al coche de serie. El par motor pasa de 650 Nm a 750 Nm. Esto es posible, también en parte, gracias a un nuevo sistema de escape. Las modificaciones mecánicas tienen 4 años de garantía, pero el preparador no ha explicitado las mejoras prestacionales. Con todo, os podemos asegurar que es un coche absolutamente meteórico.

Los cambios no son extremos, pero en conjunto, marcan la diferencia con el coche de serie.

En cuanto al interior, por el momento AC Schnitzer se ha limitado a modificar el volante, que ahora tiene unos apoyos más grandes para los pulgares, un nuevo tapizado y unas levas de mayor tamaño para el cambio de doble embrague. Opcionalmente, podemos escoger un pedalier de aluminio, así como detalles en aluminio en el reposapiés y la moldura del sistema iDrive.

31
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vídeo destacado del BMW Serie 3