¿Te gusta conducir? Ya te puedes comprar el patinete eléctrico de BMW por 799 euros

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Patinete Bmw P

Era cuestión de tiempo que otro fabricante de coches se uniera a la moda de los patinetes eléctricos. Estos artilugios de movilidad personal van poco a poco haciéndose ubicuos en las ciudades españolas, pese al creciente número de accidentes y las duras normativas de Madrid o Barcelona. Aunque muchos pertenecen a empresas privadas que los alquilan por minutos, son también populares como medio privado. BMW ha anunciado que al igual que SEAT o Peugeot, comienza a vender su propio patinete eléctrico: tiene una potencia de 150 watios, una autonomía de 12 kilómetros y una velocidad punta de 20 km/h.

He querido jugar con el clásico eslogan de BMW en el título, pero este artículo no debe interpretarse como una burla o una afrenta a la marca bávara. No les podemos culpar de ser una empresa y tratar de maximizar su beneficio. No es un producto que vaya en contra de sus valores tradicionales, es simplemente un accesorio más para sus clientes, como podría ser una chaqueta o un reloj de pulsera. Este patinete, llamado BMW E-Scooter es un buen complemento para estos metros extra que separan el parking de tu coche de tu casa, o para cuando quieres desplazarte rápidamente entre dos puntos sin demasiado desnivel.

Me pregunto si será vendido bajo el paraguas de BMW Motorrad o bajo el paraguas de BMW.

Como podéis suponer, BMW no ha inaugurado una línea productiva de patinetes. Ha recurrido, al igual que ha hecho SEAT con Segway, a un fabricante especializado en la producción de patinetes eléctricos. Concretamente a una empresa llamada Micro Mobility Systems AG. Ellos son los que fabrican los E-Scooter, al igual que fabrican los patinetes eléctricos que Peugeot vende. El E-Scooter de BMW pesa nueve kilos, y en su parte inferior y rueda trasera aloja, respectivamente, la batería de iones de litio y el motor eléctrico, cuya potencia máxima es de 150 watios. Es una potencia modesta, incluso para un patinete.

Aunque no puede superar los 20 km/h y su autonomía máxima es de 12 km, se recarga completamente en dos horas, usando un enchufe de pared convencional. En ciertas pendientes puede que te toque sacar el pie y empujar. Al igual que otros modelos, tiene un diseño plegable. Tiene un pequeño amortiguador en la rueda delantera y un faro LED integrado en el manillar, además de un freno frontal dedicado. Su color es mate, y cuenta con el logotipo de BMW justo encima de su rueda. Su precio no es precisamente asequible, como ocurre con los coches de BMW: el E-Scooter de BMW cuesta 799 euros.

Además de este patinete, la marca ha lanzado una serie de correpasillos y patinetes sin motor, orientados a niños.

Lee a continuación: BMW R nineT a prueba: ¿una moto para no pasar desapercibido? Esta es la naked retro que estabas buscando

Ver todos los comentarios 0