Brabham BT62R: un coche de carreras con 710 CV que podrá circular por carretera

José Luis Gómez  |  @jlgomez1995  | 
Brabham Bt62r 17

Brabham ha presentado en sociedad el BT62R, la versión apta para circular por las calles legalmente de los BT62 de competición, la cual comparte con ellos su agresiva estética, una puesta a punto casi idéntica, y lo más importante de todo, su V8 atmosférico de 710 CV de potencia. No obstante, este superdeportivo barato no es, y es que con un precio de unos 1,4 millones de euros es más costoso que rivales como el Ferrari F8 Tributo o el McLaren 720S.

Varios cambios para poder conseguir una matrícula

Aunque estéticamente no se aprecian muchas diferencias, la gente de Brabahm ha tenido que incorporar diversas modificaciones respecto de las versiones de competición para poder homologar su uso en carretera abierta, lo cual ha sido un gran logro, en palabras de Dan Marks, CEO de la compañía. Además de lo más evidente, como instalar el correspondiente sistema de iluminación, retrovisores, cierre a las puertas (en el circuito no hace faltar cerrar con llave, pero en la calle...), así como una cámara de marcha atrás para facilitar las maniobras.

Asimismo, también cuenta con un sistema de altura variable con modo calle y modo pista, un escape rediseñado para reducir la sonoridad en el habitáculo, un equipo de sonido disponible de forma opcional, aire acondicionado, parabrisas calefactable y algunas modificaciones en la carrocería para facilitar el día a día, como un nuevo splitter delantero y un difusor trasero, además de usar neumáticos convencionales y como no, un interior más lujoso con unos relativamente cómodos asientos y un tapizado a base de alcántara y cuero, en lugar del espartano cockpit de carreras con unos baquets de tejido ignífugo. No obstante, se siguen manteniendo algunos guiños a la competición como las ventanillas fijas con una pequeña apertura deslizante.

Mantiene el V8 de 710 CV de las versiones de competición

Mecánicamente cuenta con un propulsor V8 atmosférico de 5,8 litros de cilindrada que rinde una potencia máxima de 710 CV junto a un par motor de 667 Nm, el cual es, según Brabham, el motor más potente con esta configuración. Como es de suponer en un coche de tal concepción, envía la potencia a las ruedas traseras, para lo que recurre a un cambio automático de seis velocidades cuyas relaciones se han modificado de cara a hacerlo más cómodo en calle.

Este BT62R será configurable tanto con volante a la derecha como a la izquierda, estando disponible en dos versiones, Signature Series y Celebration Series, contando esta última con una decoración para rendir homenaje a las victorias del equipo de Fórmula Uno, además de añadir logos en oro de 18 quilates, un interior con inserciones de carbono hechas a mano y el paquete Track, que incluye el impresionante kit aerodinámico que puedes ver en las fotografías con ese inmenso alerón trasero. Su precio, de unos 1,4 millones de euros, es superior al de las versiones de competición, así como al de sus rivales directos para la calle, aunque eso sí, se trata de un vehículo más especial y exclusivo.

Lee a continuación: El Brabham BT62 llegará a las calles para seguir los pasos de McLaren P1 GTR

Ver todos los comentarios 5