Tras Car2Go, Emov y Zity llega WiBLE, el nuevo car sharing impulsado por Kia y Repsol

 |  @ClaveroD  | 

El car sharing sigue creciendo en España y más concretamente en Madrid. El éxito de las plataformas de coche compartido sigue en auge y tras el desembarco de Car2Go, Emov y Zity, ahora se suma un nuevo operador de la mano de Kia y Repsol. WiBLE será el cuarto operador de coche compartido en Madrid, una nueva plataforma que hará uso del Kia Soul EV y que planteará un formato de uso muy similar al de resto de iniciativas aprovechándose de las ventajas que supone el uso y aparcamiento de un coche eléctrico en la ciudad de Madrid.

WiBLE será el 4º operador de car sharing en Madrid usando el Kia Soul EV

Kia Motors Iberia y Repsol han establecido un memorandum de entendiemiento (MOU por sus siglas en inglés), en el que lanzarán una plataforma de car sharing participada al 50% por cada compañía que entrará en funcionamiento durante la segunda mitad del año 2018. De esta forma cabe destacar el papel de Repsol ya que se trata de la primera petrolera que da el paso hacia una fórmula de negocio basada en movilidad eléctrica, aunque eso sí, hemos de recordar que Repsol ya cuenta con participación en Ibil junto al Ente Vasco de la Energía (EVE).

Por el momento no se han concretado los detalles de uso y disponibilidad de WiBLE en España, aunque la plataforma ya cuenta con 1 año de trabajo en Corea del Sur donde funciona bajo el mismo nombre. Wible ofrece en estos momentos servicios tanto con el Kia Soul EV como con el Kia Niro, sin embargo durante el CES Las Vegas Kia confirmó la intención de expandir esta fórmula de negocio en Europa haciendo uso único del modelo 100% eléctrico de la marca. A futuro es posible pensar en el uso del Kia Niro EV, un modelo ya confirmado que estrenará una nueva generación de la plataforma de propulsión eléctrica del grupo y que compartirá tecnología con el Hyundai Ioniq eléctrico.

La oferta de servicios de car sharing en Madrid no para de crecer y con la llegada del cuarto operador la competencia será aún más feroz para beneficio del usuario. El desembarco de Zity como iniciativa impulsada por Renault y Ferrovial ha sido el último proyecto en ponerse en marcha, apenas lleva operando unas semanas de forma oficial. A la espera de conocer fechas y tarifas, parece que Wible pretende echar aún más leña al fuego y llevarse un trozo de un pastel cada vez más repartido.

Lee a continuación: Se busca monorraíl. El coche autónomo y los riesgos del tecno-optimismo

Ver todos los comentarios 3
  • Y digo yo…
    ¿Hay datos del impacto de estas plataformas de coches compartidos?
    ¿Se han reducido las emisiones? ¿Entran menos coches particulares en las ciudades que cuentan con este servicio? ¿Se ha reducido el n° de vehículos en el área metropolitana?
    Evidentemente, estos coches eléctricos, generan menos emisiones directas que los de combustión pero, la duda que tengo es saber si este tipo de servicios están atrayendo a usuarios que habitualmente usan su propio coche o a usuarios que suelen usar ya el transporte público.
    Me gustaría saber si el carsharing realmente ayuda a solucionar los problemas de contaminación y movilidad de las grandes ciudades o si por el contrario los empeora.

    • Luis G Segovia Matos

      Lo empeora??? no entiendo tus dudas, al decir COMPARTIDO, significa que un vehículo bajo esta plataforma puede mover 4-5 personas, en un viaje que normalmente es hecho por 1 ó 2 personas máximo por vehículo. Emisiones directas? pues claro que mucho menos, y si la energía electrica proviene de fuentes limpias o en su defecto, que no provengan de la quema o combustión de carbón o hidrocarburos pues, mucho mejor. Si cada vez se suman empresas y consorcios al negocio, crees que en verdad no atrae más gente?. Acostumbramos a pensar que todos piensan igual o parecido a nosotros mismos, pero los grandes cambios se dan poco a poco y con sacrificios. Más tarde que temprano, estas alternativas serán las dominantes en un mundo de gente que piensa más verde.

      • No, no me malinterpretes. Como usuario habitual de BlaBlaCar, no estoy para nada en contra de compartir coche, todo lo contrario, creo que el futuro de la movilidad pasa por este punto.
        El coche compartido, como conducta social, es muy positivo, se mire por donde se mire.
        En mi comentario anterior me refiero a las empresas que ponen un arsenal de coches en las grandes ciudades para sacar única y exclusivamente un beneficio económico.
        Igual el nombre de “Coche compartido” es ambiguo, me explico: no es lo mismo varias personas que viajan juntas en el mismo trayecto compartiendo el coche de una de ellas, que compartir un coche puesto por una empresa por varias personas a lo largo del día en trayectos diferentes.
        La primera opción es la que veo positiva en la que se está maximizando el uso de un coche ya existente, la segunda, sin ser negativa, me entran ciertas dudas al poner en circulación un choche nuevo, eléctrico, eso si.
        Tampoco creo que viajen más de 1 o 2 personas en este tipo de vehículos, sobre todo porque están orientados a realizar trayectos cortos por el área metropolitana, de hecho los coches de Car2Go son biplaza.
        Mis temores, o dudas, son que aumente el nº de vehículos en las ciudades, con los problemas de circulación asociados y que estén atrayendo al usuario que no tiene coche y/o que utiliza el, mucho más eficiente, transporte público en vez de al usuario que tiene su propio coche.
        Yo no vivo en una gran ciudad, pero de hacerlo igual me plantearía no renovar mi coche en un futuro y utilizar este tipo de empresas.
        Pero, como tu bien dices, acostumbramos a pensar que todos piensan igual que nosotros, por eso me gustaría conocer los datos y que me demuestren que mis temores son erróneos.