CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Deportivos

3 MIN

En Estados Unidos puedes ir a un concesionario Chevrolet, y comprar un Camaro con un V8 atmosférico de 10,4 litros y 1.004 CV

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 1 Ene 2023
Camaro 632 Copo
Camaro 632 Copo

En Estados Unidos, fabricantes como Dodge o Chevrolet venden motores "sueltos". Denominados "crate engines", haciendo referencia a que son enviados en cajas de madera, son usados habitualmente para el drag racing. Uno de esos motores es el conocido ZZ632. Un bloque atmosférico de ocho cilindros, 10,4 litros de cubicaje y 1.004 CV de potencia. Una absoluta salvajada de motor. Y la noticia es que ahora puedes ir a un concesionario de la marca, y comprar un Chevrolet Camaro con ese motor. Tal y como lo oyes.

El coche en cuestión no es un Chevrolet Camaro cualquiera, como entenderás. Es el Chevrolet COPO Camaro, y es un coche que no podrás conducir en las calles. No tiene número de bastidor y no es matriculable. Es un coche de carreras de aceleración, construido bajo estricto pedido, y con un precio que arranca en 135.900 euros para sus versiones big-block. Estos coches están certificados por la NHRA (National Hot Rod Association) y pueden competir en eventos de aceleración oficiales en Estados Unidos.

Su motor es una evolución del V8 de "solo" 9,4 litros que Chevrolet ofrecía hasta ahora en el COPO Camaro.

El Chevrolet COPO Camaro se ofrece con varios motores. Las versiones básicas cuentan con motores 7.0 V8 de 470 CV de potencia, pero también se venden versiones small-block de 5,7 litros y esquema V8 sobrealimentadas por compresor, con potencias de 580 CV. La versión big-block de 10,4 litros es la gran novedad. Este propulsor tiene sus componentes internos forjados y su bloque está mecanizado a partir de un gigantesco trozo sólido de aluminio. Tiene dos válvulas por cilindro e inyección electrónica, y curiosamente, funciona con gasolina de 93 octanos.

Este titán de las altas prestaciones es ideal para carreras de aceleración, que es para lo que el COPO Camaro ha sido diseñado. Todos estos Camaro, construidos a mano por Chevrolet Performance, tienen un diferencial trasero de 9 pulgadas de diámetro y un cambio automático de convertidor de par y tres relaciones - reforzado y adaptado a las exigencias del drag racing. Además tienen paracaídas, dos baterías y una caja de fibra de carbono para su filtro de aire. De serie, viene equipado con enormes slicks traseros en especificación de competición.

Sus motores están forjados, se mecanizan al detalle componentes como el bloque o los árboles de levas, y todos sus colectores tienen la misma longitud.

Exteriormente son casi idénticos al Camaro de cuatro cilindros que cualquiera podría comprar, aunque pueden ser decorados con gráficos o pintados en un color llamado Vivid Orange. Si consigues que te asignen un slot de producción, tendrás que pagar un adelanto de 15.000 dólares para que comiencen a fabricarlo. Todos sus detalles técnicos están disponibles aquí.