comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Deportivos

3 MIN

Chevrolet Corvette Convertible 2020: el Stingray estrena por primera vez techo duro retráctil

Chevrolet Corvette Convertible 2020 1019 002

La nueva generación del Chevrolet Corvette está decidida a romper moldes y por ello su versión descapotable estrena por primera vez en el modelo un techo duro retráctil. El nuevo Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020 se presenta como un paso más allá en el concepto del nuevo Corvette de motor central, un deportivo que sigue buscando ser un rara avis en el mercado combinando precio y prestaciones.

El Corvette 2020 se vende tanto en carrocería Coupé/Targa como Coupé/Cabrio... curioso ¿no?

El rediseño estrenado por el Corvette Stingray Convertible se basa únicamente en la parte superior trasera, justo la cubierta que esconde su motor V8. Aquí Chevrolet ha eliminado el diseño "targa" que luce el Corvette coupé para crear una cubierta completamente nueva donde se acomoda el hueco para alojar el mecanismo del techo duro retráctil, un mecanismo con nada menos que 6 motores eléctricos que permiten plegar y desplegar la capota en 16 segundos a velocidades de hasta 48,3 Km/h (30 Mph).

15
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Como parte del nuevo diseño nos encontramos dos prominentes jorobas tras los reposazabezas de los asientos, unos elementos que además de actuar como elemento decorativo, también hacen las veces de arcos de seguridad en caso de vuelco. También hay que destacar la adición de un cristal trasero entre estas jorobas, una tercera venta con accionamiento eléctrico que hará las veces de deflector y permitirá mejorar la visibilidad con el techo cerrado. Un punto muy interesante en el diseño del Corvette Convertible es que la llegada del mecanismo de la capota no afecta al espacio de carga, manteniendo las mismas posibilidades de almacenamiento del coupé con un total de 356 litros.

En el apartado técnico no se han producido cambios, encontrándonos un propulsor 6.2 V8 LT2 de 495 CV de potencia máxima y 637 Nm de par. Junto a esta mecánica se añade una transmisión automática de doble embrague con 8 relaciones y control secuencial en el volante. Por el momento Chevrolet no se ha detallado si existe aumento de peso, todo apunta a que sí, por lo que cabría esperar un peso superior a los 1.600 Kg ya que la carrocería coupé deja la báscula en 1.530 Kg.

Vídeo destacado del Corvette