CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

¿Nos hemos equivocado con el coche eléctrico? La lección tras el Citroën Oli

David Clavero | @ClaveroD | 29 Sept 2022
Copyright Arnaud Taquet @ Continental Productions
Copyright Arnaud Taquet @ Continental Productions

Algo no estamos hacieno bien a la hora de dar el salto al coche eléctrico cuando la prioridad no está en la eficiencia y la sostenibilidad. Y es ahí donde el nuevo prototipo de Citroën pone el foco. Con el Citroën Oli, la firma francesa nos presenta un laboratorio rodante sobre cómo será la futura generación de coches eléctricos de la marca, una gama donde veremos coches que se preocupan más por el consumo de energía, la sostenibilidad y la practicidad.

Con un diseño bastante peculiar a modo de pick-up, en realidad la estética del Citroën Oli no es lo más importante de este concept, pues en este apartado se limita a adelantar los rasgos y detalles que defininarán los nuevos coches de la firma. Debemos descartar desde ya cualquier posibilidad de ver una versión de producción del Oli, aunque sí que veremos algunas de sus ideas plasmadas en póximos lanzamientos.

Otros coches como el Mercedes Vision EQXX defienden una visión similar a la del Citroën Oli
17
FOTOS

Por lo tanto, para entender el Oli debemos mirar más allá. Para empezar, la fabricación de este coche se ha relizado apostando por la sostenibilidad, no solo desde el punto de vista de su fabricación, sino también de su reciclaje y el impacto de todos los materiales que le dan vida. De este modo, en el Oli nos encontramos con unas llantas híbridas que combinan acero y aluminio para conseguir un mejor balance entre peso, coste y reciclaje, neumáticos Goodyear capaces de renovar su banda de rodadura dos veces para alargar su vida útil hasta los 500.000 Km, asientos cuya estructura es un chasis tubular que reduce sensiblemente el peso y hasta un 80% la cantidad de componentes para su construcción, tapizados en espuma de poliuretano reciclada que además está impresa en 3D, paneles y vidrios de la carrocería modulares para simplificar la fabricación, etc.

Y a todo ello Citroën añade una cuestión de la que se habla poco en la industria, pero que desde Diariomotor criticamos mucho al hablar de eléctricos, el problema de sobrepeso que sufren los coches eléctricos. Debido al uso intensivo de materiales más livianos y a la reducción de componentes, el Oli arroja un peso de solo 1.000 Kg, lo que le permite conseguir un consumo de apenas 10 kWh/100 Km. Gracias a ello y a limitar la velocidad máxima a 110 Km/h, el Citroën Oli puede usar una batería con tan solo 40 kWh de capacidad, lo que aún así permite una autonomía de hasta 400 Km con cada carga completa.

El sobrepeso es el gran mal de la generación actual de coches eléctricos

En definitiva, más allá de estar ante un prototipo que no es más que un expositor rodante, este Citroën Oli es la prueba de que existe otra forma de abordar el coche eléctrico. Fabricar coches ineficientes y de elevado peso no tiene sentido. Pero además, tal y como ya demostró Volvo, debemos entender que para hablar de coches cero emisiones, tenemos que reconocer que el impacto real de un vehículo va más allá de nuestro uso.

17
FOTOS