CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

Fabricar un Volvo XC40 eléctrico es hasta un 70% más contaminate que el mismo XC40 gasolina

David Clavero | @ClaveroD | 13 Nov 2021
Pure Electric Volvo C40 And Xc40 Recharge At A Charging Station
Pure Electric Volvo C40 And Xc40 Recharge At A Charging Station

Interesante dilema el que nos plantea Volvo a través de su último estudio. La firma sueca está volcada al 100% con la total electrificación de su gama, y es por ello por lo que ha realizado un estudio donde se analiza la huella de carbono del Volvo XC40 tanto en versión eléctrica como con motor térmico. Y además de encontrar interesantes datos que nos ayudan a comprender el verdadero impacto de un automóvil a lo largo de toda su vida útil, descubrimos que fabricar un XC40 eléctrico es hasta un 70% más contaminante que el mismo XC40 con motor gasolina.

El análisis del que nos hacemos eco hoy es uno de esos estudios que bien merece la pena leer con detenimiento, pues Volvo ha querido arrojar luz sobre el estado actual de la electrificación del automóvil. Centrándose en su modelo más popular, el Volvo XC40, lo que la firma sueca ha conseguido hacernos ver es cómo de importante es tener en cuenta todo el ciclo de vida de un automóvil para valorar su huella de carbono y qué podemos hacer para seguir reduciéndola.

Para hablar de cero emisiones en un eléctrico hay que mirar mucho más allá de su uso o recarga
74
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Para poder ofrecer conclusiones objetivas, Volvo ha comparado un Volvo XC40 Recharge (eléctrico) con un XC40 con motor gasolina. Y a partir de ahí ha tenido en cuenta toda la huella de carbono que suponen ambos coches desde la extracción de las materias primas a su reciclado al final de su vida útil, pasando por la fabricación, el transporte, el uso, la generación de eléctricidad o combustible, etc. Un análisis muy exhaustivo donde se tiene en cuenta hasta el más mínimo proceso que requiere un coche para existir, ser usado y finalmente reciclado.

Y los resultados obtenidos son bastante claros. El impacto de un Volvo XC40 eléctrico a lo largo de toda su vida útil es inferior al de su homólogo de combustión interna, sin embargo este impacto puede variar muchísimo en función de la energía y materiales empleados para su fabricación o recarga. Cuanto más renovables sean, menor será el impacto del coche eléctrico, descubriendo así que la fabricación es precísamente el proceso más contaminante de un vehículo eléctrico en estos momentos. De nada sirve hacer medio millón de kilómetros usando energía eléctrica 100% renovable, si en la fabricación de ese coche eléctrico y sus materiales solo se ha usado energía que proviene de carbón, petróleo, etc.

La fabricación de un eléctrico es mucho más contaminante, por ello es vital que ésta se realice a partir de fuentes renovables

De esta forma, considerando toda la vida útil de ambos coches, un Volvo XC40 con motor gasolina se estima que emitirá 58 toneladas de CO2, mientras que un Volvo XC40 eléctrico variará entre las 27 y 54 toneladas de CO2 en función de la energía usada para su fabricación. En el XC40 con motor térmico la mayor parte de su impacto vendrá de la quema de combustible durante su uso, sin embargo en el caso del XC40 eléctrico el mayor impacto vendrá de su fabricación, descubriendo así una diferencia de hasta el 70% solo en el proceso de manufactura.

Por ello, la reflexión más importante a la luz de estos datos, es que aún hay camino por recorrer en la fabricación de los coches eléctricos y todos sus componentes, haciendo especial mención en tanto a las baterías ya que siguen siendo el componente con mayor impacto medioambiental.

Fuente: Volvo

Vídeo destacado del Volvo XC40