Las cifras del país en el que uno de cada tres coches vendidos son eléctricos

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Nissan Leaf Coches Electricos Noruega 2

Estos días os contábamos cómo se han disparado las ventas de coches eléctricos en España. En cualquier caso, España sigue muy atrás con respecto a otros países de Europa en lo que a implantación del vehículo eléctrico se refiere, y las cifras de nuestro país siguen siendo ridículas en comparación con las de otros países de nuestro entorno. Para muestra un botón. Las cifras del país en el que uno de cada tres coches vendidos son eléctricos son espectaculares. Por supuesto hablamos de Noruega, el país que pretende acabar con las ventas de coches con motor de combustión interna en 2025, a pesar de ser el mayor productor de hidrocarburos de la Europa Occidental y de que este sector sea uno de los más importantes para su economía.

Uno de cada tres coches vendidos eléctricos

Noruega ha cerrado 2018 con unas cifras envidiables, al menos por cualquier país en el que se esté planteando una transición energética hacia la movilidad eléctrica y a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Las ventas de coches eléctricos en Noruega en 2018 alcanzaron una cuota cercana a una tercera parte del mercado, más concretamente del 31,2% según la Norwegian Road Federation (NRF).

El año anterior, en 2017, la cuota del coche eléctrico era del 20,8%. En 2013 era de tan solo el 5,5% (Automotive News).

En Noruega, uno de cada tres coches vendidos ya es eléctrico, si añadimos híbridos enchufables, más de la mitad de las ventas en el país son de híbridos enchufables o eléctricos

Bmw I3 Coches Electricos Noruega

Imágenes del BMW i3.

Más de la mitad de enchufables y líder el Leaf

Si incorporamos a toda clase de vehículos enchufables a la estadística, es decir, si añadimos a los híbridos enchufables, nos encontraremos con que más de la mitad de los coches vendidos en 2018 en Noruega fueron eléctricos - sin motor de combustión interna - o híbridos enchufables.

En cualquier caso, es importante puntualizar que Noruega es un mercado pequeño. En 2018 se vendieron menos de 150.000 coches nuevos en el país nórdico, cuando en España cerramos con 1.321.438 coches nuevos y en Alemania estuvieron cerca de los 3,5 millones de coches. De hecho en 2018 se producía un acontecimiento interesante. A pesar de que la cuota de enchufables en Noruega es altísima, y representa más de la mitad del mercado, Alemania consiguió en 2018 superar las ventas (por volumen) de eléctricos e híbridos enchufables de Noruega.

El coche más vendido en Noruega es el Nissan Leaf (12.303 coches en 2018), por encima de muchos automóviles que se comercializan con motores de combustión interna, incluido el Volkswagen Golf (9.859 coches en 2018). El BMW i3, por ejemplo, cerró 2018 con 5.687 matriculaciones.

Nissan Leaf Coches Electricos Noruega

El espejismo del coche eléctrico en Noruega

Por otro lado, también queda la sensación de si estamos ante un espejismo. El crecimiento que han vivido los eléctricos y enchufables se explica, entre otras cosas, a su tratamiento fiscal. Los automóviles en Noruega están gravados con algunas de las tasas de impuestos más altas de Europa y del mundo, de las que los eléctricos han estado exentos. De manera que, a diferencia de otros mercados europeos, en los que los eléctricos siguen siendo más caros a pesar de subvenciones y ayudas, los coches eléctricos e híbridos enchufables son significativamente más baratos en Noruega.

Por poneros un ejemplo de lo que ese tratamiento fiscal significa, os diremos que un Tesla Model 3 tiene un precio de partida similar al de un Volkswagen Passat familiar con diésel, que arranca en unas 432.600 coronas noruegas, unos 43.819 euros. A pesar de que el Tesla Model 3 no es precisamente el más básico, sino el equipado con baterías de mayor autonomía, y Dual Motor y, por lo tanto, tracción total. Mientras el Passat más barato, en esos precios, emplearía un motor diésel de 150 CV de potencia y tracción delantera.

Más imágenes del Nissan Leaf:

Lee a continuación: Las ventas de coches nuevos crecieron el año pasado, pero la tendencia actual no es positiva

Ver todos los comentarios 3
  • Jpd45

    Todo un ejemplo para el resto de países europeos

    • ThePgR777 .

      Un ejemplo bueno de cómo acabar con todo el dinero público sí

  • dg

    En conclusión, si el estado regala autos eléctricos obviamente se van a vender más. Pero si no existiera esas desorvitadas ayudas fiscales se venderían los autos en la misma proporción que cualquier otra país.