El dinero no importa, sólo Ferrari elige quién puede comprar sus coches

 |  @ClaveroD  | 

Aunque pueda sonar extraño en este contexto, lo cierto es que ninguna suma de dinero por importante que sea te asegura el poder comprar el último Ferrari “especial”. El fabricante italiano Ferrari es conocido por innumerables peculiaridades, pero quizás la sobreprotección de su exclusividad es la que más sigue asombrando a día de hoy. Comprar un Ferrari nuevo puede parecer que es sólo cuestión de dinero, pero si estás pensando en adquirir uno procedente de sus series especiales la cosa se complica y el dinero pasa a un segundo o incluso tercer plano.

Para hacerte con los Ferrari más especiales tendrás que tener algo más que una gran fortuna

En una reciente entrevista de Drive al jefe de marketing y ventas de Ferrari Enrico Galliera, son muchos los medios que han malinterpretado sus palabras como un veto hacia el común de los mortales y los propios trabajadores y directivos de la marca. En realidad Galliera prentendió aclarar las polémicas que rodean al LaFerrari Aperta y los clientes que no han podido optar a uno pese a sus abultadas cuentas corrientes y sus majestuosas colecciones.

Quizás pueda sonar ostentoso, pero a la hora de hablar de modelos Ferrari especiales, es la marca quien te “ofrece” la oportunidad de comprarlos, de ahí que el LaFerrari Aperta se haya convertido en el foco de más de una polémica con adinerados clientes muy, pero que muy enojados. Muchos de estos pensaron que la exclusividad de tener un Aperta tenía un precio, y efectivamente cada una las 200 piezas ha rondado los 1,8 millones de euros, pero más allá de su tarifa había requisitos que no se miden en euros. Así, estos clientes se han visto con sus sueños “rotos” y tendrán que armarse de paciencia y más dinero todavía para hacer frente al mercado de ocasión.

Ferrari se ha encumbrado como uno de los fabricantes que más y mejor explotan la idea de poseer un deportivo exclusivo, motivo por el que en los últimos años ha aumentado la presencia de series limitadas, se le ha dado más protagonismo al departamento Tailor Made y se ha impulsado la sección de One-Off denominada Special Projects.

Ferrari, pese a haber aumentado sus ventas hasta las 8.000 unidades, sigue siendo un fabricante sumamente exclusivo, algo que protege manteniendo esa máxima de producir por debajo de la demanda. Pero aún hay más. Al igual que en Ferrari importan los números, no menos importante es el compromiso y la relación entre fabricante y cliente, siendo muy celosa de su imagen y de cómo ese cliente especial emplea sus coches, participa en actividades de la marca, programas individuales o colectivos, etc. Ferrari busca en sus clientes un vínculo casi familiar que a la postre se traduce en ciertas ventajas como es el acceder a la compra de modelos exclusivos.

En ese celo Ferrari ha trazado líneas rojas con las que pretende premiar a sus mejores clientes, penalizando por ende a otros clientes – muchos de ellos grandes coleccionistas – cuya imagen pública, actos, movimientos a nivel de ventas o implicación con la marca difiera de los ideales de la marca. Como ejemplo más representativo de lo que Ferrari penaliza en sus clientes encontramos la especulación pura y dura, actividad que recordemos es cada vez más vigilada por los fabricantes.

Sin lugar a dudas se trata de una política que da para hablar, mucho de hecho, pero así son las reglas en la Ferrari más exclusiva. Entrar en la marca es “fácil”, su gama es amplia y el Ferrari California T es su modelo más accesible, sin embargo dar el salto hacia las series limitadas no está al alcance de todos, ni siquiera de los más pudientes si antes no cumplen con los valores que exige Ferrari. Y por si te lo estabas preguntando, cada vez son más los fabricantes que están apostando por esta estrategia a nivel de ventas.

Lee a continuación: Iberian Porsche Meeting 2017, otra razón más para ser cliente Porsche

Ver todos los comentarios 2
  • Xistral

    Pues o eso no es cierto…, o a veces Ferrari elige con el culo.

  • Fastlane

    Me parece genial que Ferrari analice a esos compradores “especiales” aunque quizás a veces abusan y conozco casos cercanos donde la marca les ha negado la venta de por ejemplo un TDF.

    Los rating internos que usan en Ferrari son la leche, si no eres partícipe de sus eventos o compras determinados modelos y series no serás premiado con coches realmente especiales como el LaFerrari Aperta.