Configuraciones extremas: ¿puede un Audi TT llegar a costar tanto como un Porsche 911?

 |  @HerraizM  | 

Hoy vamos a hacer un ejercicio de lujuria, vamos a recrearnos en un configurador como otras tantas veces lo hemos hecho, jugando a equipar un coche hasta límites insospechados, cargándolo con desorbitados extras, con los elementos más exclusivos y toda clase de lujos, asistentes a la conducción… la víctima escogida es un Audi, un Audi TT y en nuestro punto de mira llegar a crear una unidad tan cara como un Porsche 911.

El Audi TT RS cuenta con el ya conocido 2.5 TFSI… ¡con 400 CV!

Por supuesto para semejante hito el punto de partida tiene que ser el Audi TT RS, la opción más potente de la gama y también la más cara, contando con una configuración mecánica en la que aparece un bloque de 5 cilindros, el conocidísimo motor 2.5 TFSI, con 400 caballos entregados a las cuatro ruedas por la tracción quattro y la transmisión automática S tronic.

El Audi TT RS en su versión coupé parte desde 79.920 euros y eso nos deja con un larguísimo camino hasta los 109.091 euros desde los que parte el Porsche 911 más barato, el Carrera. ¿Podremos gastarnos 30.000 euros en un Audi TT RS? ¿Tiene sentido?

El Audi TT RS tiene un precio de partida de 79.920 euros, el Porsche 911 parte desde 109.091 euros

Por suerte Audi Exclusive está dispuesta a poner de su parte con pinturas, inserciones y cuero personalizado, desembolsando 3.050 euros por un tono de pintura personalizado, 4.320 euros por una tapicería de cuero del departamento de personalización de la marca, 1.245 euros por las inserciones pintadas en el color que queramos e incluso un toque extra de color para el volante, también de Audi Exclusive, por 1.205 euros… ahora, claro, hay que elegir la combinación adecuada para hacer de nuestro TT RS una unidad única y dispuesta a cotizarse muchísimo mejor cuando en un par de décadas pase a ser un clásico.

Para sus llantas pasamos de las 19 pulgadas a las 20 pulgadas previo desembolso de 2.160 euros y por 1.170 euros equipamos los faros Matrix LED. Por supuesto en su interior no falta el equipo de sonido Bang & Olufsen de 755 euros, la alarma antirrobo de 1.550 euros y para ayudarnos a aparcar disponemos de la cámara de visión trasera por 700 euros.

Con Audi Exclusive puedes personalizar al máximo tu Audi TT

Tratándose de un TT RS no podíamos evitar caer en la tentación de mejorar su dinámica. De hecho, lo reconozco, es el primer apartado al que he acudido cuando me he enfrentado a esta misión, a equipar con más de 30.000 euros un Audi TT. Por 5.900 euros equipamos los frenos cerámicos, el extra más caro y por 1.145 euros montamos la suspensión Magnetic Ride. Además por 1.270 euros montamos el escape deportivo (un imprescindible) y por 1.905 euros ampliamos la velocidad máxima a 280 km/h, ya sabéis, para cuando vayamos por la Autobahn o para encarar la recta de Montmeló.

Ya llevamos una buena lista de extras, los más caros y los que como imaginarás más especial hacen a nuestro Audi TT, que ya tiene la mejor puesta a punto de serie disponible y una configuración cromática única fruto de Audi Exclusive, además hemos sumado unos cuantos extras como los pilotos traseros Oled por 1.015 euros, los retrovisores de carbono por 1.780 euros, los cristales tintados por 535 euros, la regulación eléctrica con ajuste neumático de los asientos por 945 euros, los retrovisores calefactables y con antideslumbramiento (y con sensores de luz y lluvia) por 860 euros, la alarma antirrobo por 1.550 euros, el control de crucero por 380 euros

Los frenos cerámicos, el sistema de escape y la suspensión magnetic ride ayudan, notablemente, a hinchar la factura

En total (y dejándonos algún que otro extra más tímido) hemos alcanzando los 114.555 euros así que sí, podemos gastarnos más de 30.000 euros en extras en el catálogo del Audi TT RS para dejar una unidad de lo más completa y especial per… ¿tiene sentido?

Audi aún no ha anunciado el precio de los accesorios Performance Parts

Desde luego cuesta justificar el desenfreno de extras al que hemos sometido a nuestra unidad, con equipamiento adicional por casi la mitad del precio original del coche, como cuesta justificar su compra, después de la suma de todos estos extras, frente a un Porsche 911, por muy buen deportivo que sea el Audi TT RS, que por supuesto lo es, excelente, pero mejor cuando está por debajo de la barrera de los 100.000 euros, claro.

Lee a continuación: 500 caballos para el Audi TT RS Roadster de ABT

Ver todos los comentarios 5
  • NFC94

    Siempre me ha gustado el TT, aunque dudo que los frenos carbocerámicos ayuden al valor de reventa, principalmente por lo costosos que son de mantener y reemplazar. Algunas cosas como el aumento del limite de velocidad máxima son una ridiculez.

  • Manolo

    Me gusta el TT, pero si hablamos de la misma cantidad de dinero que un 911, me quedo con este último sin dudarlo ni un segundo…, así sea el más básico de todos.

  • Paco Tce

    A ver es lo de siempre, tú qué quieres tener “cola de león” o “cabeza de ratón”?? un TT a tope de extras o un 911 básico?? un 911 básico te lo vas a encontrar por cualquier parte, y en unos años hasta los kinkis de las barriadas los tienen, pero un TT RS cargado es bastante posible que sólo exista el tuyo, al final como todo, la exclusividad se paga, y en este caso, también el valor de reventa.

    • didis

      kinkis de barrio con un 911?
      Me dijeses un M3 de hace 10 años…
      Un kinki con un Porsche me da a mi que es algo más que un simple kinki de barrio… sera el capo de los kinkis, por lo menos.
      De todos modos, yo tengo comprobado que en el mercado de 2a mano, los extras y mejoras se valoran muy poco. De normal se encuentran coches muy bien equipados vendiéndose al mismo precio que versiones mucho más básicas del mismo modelo. Al final lo que estipula el precio básicamente es el modelo, los Km y la antigüedad.

  • Vic

    El control de crucero por 380€…