comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Tecnología

3 MIN

Hasta septiembre las ITV controlarán por OBD a los coches Euro 5 y Euro 6, pero no los rechazarán

itv-inspeccion-1117-01

Como ya sabéis a estas alturas de la película, el reglamento de las ITV ha sido recientemente modificado, buscando entre otras cosas un mayor control de los sistemas anticontaminación de los coches modernos. En este artículo te hemos explicado cómo cambian las ITV y qué consecuencias tendrá para ti. Ahora bien, aunque ya sabemos que las ITV vigilarán más de cerca los sistemas anticontaminación del coche mediante una conexión a su puerto OBD, no será hasta septiembre cuando las cosas se pongan serias "de verdad". Te explicamos qué sucederá en los próximos meses, y cómo te puede afectar.

La realidad es que aunque el reglamento de las ITV ya haya entrado en vigor, muchas estaciones aún no se han adaptado del todo. Ya sea por falta de formación o equipos, desde ACEA-ITV - la asociación que agrupa de forma oficial a las estaciones de ITV en España - se ha anunciado que hasta el 10 de septiembre no se rechazarán vehículos por fallos en su sistema anticontaminación. Desde ya mismo, todos los vehículos compatibles con la normativa anticontaminación Euro 5 y Euro 6 serán sometidos a un análisis mediante la conexión a su puerto OBD, comprobando la correcta salud de su sistema anticontaminación.

Hasta el 10 de septiembre las ITV no rechazarán vehículos tras el diagnóstico por OBD de sus sistemas de control de emisiones. Solo informarán a sus propietarios de las deficiencias.

Si se encuentran fallos o defectos, los propietarios serán informados, pero no se calificarán como deficiencia grave. Como os decía, afecta sólamente a los turismos matriculados a partir de 2011. Los vehículos compatibles con anteriores normativas anticontaminación solo serán analizados como hasta ahora, mediante una sonda de análisis introducida en su tubo de escape. A partir del 10 de septiembre, las ITV de todo el país sí podrán rechazar a vehículos tras el diagnóstico por OBD de sus sistemas anticontaminación. La idea es que las ITV puedan probar adecuadamente sus equipos y formar a sus técnicos en su uso.

La otra pata del control de los vehículos a través de su puerto de diagnóstico es comprobar el correcto funcionamiento de sus sistemas de seguridad, como el ESP, el ABS o los airbags. El manual de procedimiento de las ITV aún no contempla este control, pero las ITV se han marcado como límite el 20 de mayo del año 2019 para adaptar sus instalaciones y equipos a este tipo de controles. De esta manera, podrán recabar información acerca de los códigos de error, trabajando con los fabricantes y los equipos de diagnóstico. Como seguro que puedes estar pensando, todo esto tendrá un coste.

El 20,3% de todos los vehículos inspeccionados en las ITV no aprueban a la primera. En 2017 se inspeccionaron en España la friolera de 20,2 millones de coches.

Se prevé un aumento de tarifas en las ITV de todo el país a causa de este proceso de adaptación y modernización, aunque desde ACEA-ITV han evitado por el momento dar datos de cuantía o plazos. Afirman que uno de los motivos es que muchos fabricantes de coches cobran por acceder a las centralitas de sus vehículos fuera de la sus redes oficiales. Si en el futuro se introdujesen pruebas de medición de gases como los óxidos de nitrógeno y hubiera que adaptar los equipos de análisis a ellas, también se acabaría repercutiendo el coste a los propietarios de los vehículos.

Fuente: Grupo IDV