CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mecánica

3 MIN

CVVD: la tecnología con la que Hyundai revolucionará sus motores gasolina

Hyundai Motor Cvvd 0619 01

La carrera por conseguir la mejor alternativa al diésel nos está dejando un interesante "pique" entre fabricantes por crear el el propulsor gasolina definitivo a partir de muy diferentes tecnologías. Aunque es Mazda y su motor Skyactiv-X quien parece estar a la cabeza, desde Hyundai llaman nuestra atención con la nueva tecnología CVVD, un nuevo sistema de control de válvulas con el que se promete aumentar el rendimiento y reducir las emisiones.

Control de válvulas casi total para sacar el máximo provecho de cada gramo de combustible

Hyundai ha desarrollado este nueva tecnología como parte de un nuevo propulsor 1.6 T-GDi Smartstream que será empleado por el también nuevo Hyundai Sonota. Hablamos de un cuatro cilindros sobrealimentado por turbocompresor que integra importantes novedades como inyección directa de 350 bares, nuevos tratamientos para reducir las fricciones internas en un 34%, una EGR de baja presión o un sistema de refrigeración inteligente.

A pesar de ello, la gran novedad de este motor para conseguir 180 CV de potencia y 265 Nm de par reduciendo las emisiones en un 12%, es la tecnología CVVD. Los sistemas de distribución y alzada variable de válvulas son habituales en los motores modernos, sin embargo estos sistemas tienen aún mucho por explotar. Tecnologías como los sistemas Freevalve de Koenigsegg o MultiAir del Grupo Fiat han demostrado que hay mucho margen de mejora, y es justo ahí donde Hyundai ha querido innovar.

El sistema Continuously Variable Valve Duration (CVVD) no solo influye en el momento de apertura, cierra y alzada de las válvulas, sino que es capaz de regular el tiempo de trabajo. Gracias a ello Hyundai consigue esa codiciada meta de controlar los diferentes tiempos de un ciclo de trabajo completo en función de variables como la carga del motor. Con ello el sistema puede controlar de forma más precisa cuándo abrir una válvula, cuánto tiempo mantenerla abierta y cuándo cerrarla. Esta tecnología permite además trabajar en todo el régimen de revoluciones del propulsor, lo que permite ofrecer un 4% más de rendimiento, un 5% menos de consumo y un 12% menos de emisiones.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Aunque Hyundai no ha ofrecido detalles concretos de la aplicación de esta tecnología y aún parece no haber explotado todo el potencial del sistema, teniendo en cuenta las posibilidades de control que ofrece esta idea, los motores con tecnología CVVD serían capaces de modificar en tiempo real los ciclos de trabajo. Esto quiere decir que un motor gasolina podría trabajar en cilo OTTO, Miller o Atkinson en función de la carga, teniendo como ejemplo el hecho de que este motor 1.6 Smartstream mantiene abiertas las válvulas de admisión hasta la mitad de la carrera del pistón durante la fase de compresión en condiciones de baja carga. Ante grandes demandas de potencia, el cierre de las válvulas de admisión se produciría justo al inicio de la fase de compresión.