CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

La DGT pone a prueba a los motoristas con esta resbaladiza pregunta

Pablo López-Chaves | 30 Ene 2021
Eranjan Moto Mojada
Eranjan Moto Mojada

Parece que 2021 ha llegado movido para todos, pero de un modo especial para los usuarios de la carretera. Si eres motorista y te ves obligado a conducir incluso en situaciones de lluvia intensa, ojo a esta pregunta de test con la que la DGT nos examina.

Cualquier amante de las motos puede decirlo: uno de los mayores placeres es conducir relajadamente cuando hace buen tiempo y la carretera se encuentra en buenas condiciones. La vida parece sonreírte mientras que uno se abre paso con su flamante montura sobre el asfalto.

En cambio, cuando el tiempo se tuerce los motoristas son los primeros en sufrirlo. La Dirección General de Tráfico tiene interés en examinar si conoces los riesgos

La DGT nos pone a examen sobre los peligros de la lluvia

Con el invierno encima, la Dirección General de Tráfico incluyó en la última batería de preguntas de test que publica cada mes en su página web algunas sobre las inclemencias del tiempo.

La número 10 nos ponía en la situación de tener que pilotar nuestra moto bajo lluvia intensa:

Y sí, como bien sabes, la respuesta coincide con la de esta señora que tiene las cosas tan claras en este chiste malo. No es solo que la visibilidad disminuya y el grado de nerviosismo en la conducción propia y de los demás aumente, sino que las condiciones de adherencia entre el firme y nuestras ruedas se ponen en compromiso.

Como resultado, las distancias de frenado en caso de imprevistos aumentan en todos los casos y se convierten en una maniobra especialmente delicada si no se hace con la suficiente calma y suavidad. Además, el efecto se multiplica exponencialmente a medida que aumenta nuestra velocidad, como ilustra esta infografía elaborada por la DGT hace unos años. Aunque el vehículo representado para los cálculos sea un turismo ligero, las reglas de la física son las mismas para una moto:

Aunque la respuesta a este test de la DGT pueda ser fácil, no deja de ofrecernos la ocasión de recordar algunos aspectos básicos del conducir bajo fuertes precipitaciones, situación que puede llegar a ser de alto riesgo

La DGT nos recuerda los riesgos del aquaplaning y otros factores de conducir moto bajo lluvia

Pocas sensaciones sobre nuestra preciada montura pueden ser tan angustiosas y alarmantes como la de sentir que las ruedas pierden tracción, resbalan y dejamos de llevar el control sobre la dirección de nuestra motocicleta.

Llevar moto cuando llueve no solo es molesto si no se va bien equipado y puede hacernos pescar un buen resfriado, también pone a prueba nuestra capacidad de conducción y el estado de nuestra máquina

El enemigo número 1 de los motoristas bajo la lluvia es el temido efecto aquaplaning, ese fenómeno que genera una película de agua entre el neumático y la calzada si las ruedas no son capaces de evacuar correctamente. La propia DGT recordaba este peligro hace algunos días con un tweet muy ilustrativo:

Así, nunca viene mal echar un vistazo a nuestros consejos para conducir en moto bajo la lluvia y, ya puestos, a estos otros sobre cómo hacerlo con frío. Nunca podremos insistir bastante en algo que los moteros que se precian saben bien pero que a veces resulta fácil descuidar cuando la motocicleta es un medio de transporte diario: hay que mantenerla en buenas condiciones mecánicas no solo a nivel de neumáticos (con un dibujo de al menos 2mm de profundidad para que sea realmente efectiva), sino de otros componentes como los frenos o las suspensiones.

Ya sabes, la DGT lo recuerda y el sentido común también: conducir bajo lluvia no tiene por qué ser un suplicio pero sí requiere que saquemos lo mejor y más prudente de ese buen piloto que todos llevamos dentro.