CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

La DGT nos recuerda el significado de los colores del "semáforo de la nieve"

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 6 Ene 2021
#huntingthelight With Matrix Led Technology In The Audi A6 Allro
#huntingthelight With Matrix Led Technology In The Audi A6 Allro

Con el fuerte temporal de nevadas que está azotando la parte norte de la Península son muchos los puertos de montaña que presentan dificultad para ser transitados, siendo necesario el uso de cadenas en algunos de ellos y cumplir con ciertas directrices, mientras que otros permanecen directamente cerrados. Así pues, desde la cuenta oficial de Twitter de la Dirección General de Tráfico han querido aprovechar para recordarnos el significado de los diferentes colores que nos podemos encontrar al entrar en un tramo de carretera nevado, ¿los conoces?

Significado de los colores en la circulación con nieve

Al igual que si fuese un semáforo, o incluso los colores de las banderas en una carrera de automovilismo, se establecen cuatro colores que indican el nivel de peligro sobre el asfalto. Estos colores, de menor a mayor peligro, son: verde, amarillo, rojo y negro.

En primer lugar, el color verde propio de cuando comienza a nevar y que prohíbe circular a más de 100 km/h en autovía y autopista, reduciendo ese límite a 80 km/h en la red secundaria. Además, los camiones sólo podrán circular por el carril derecho, sin tener permitido adelantar, siendo necesario, como es lógico, extremar las precauciones y estar atento a cualquier posible complicación.

A continuación nos encontramos con el color amarillo en una fase de calzada parcialmente cubierta. En esta situación los camiones y vehículos articulados no pueden circular, estableciendo un límite de velocidad en 60 km/h para turismos y autobuses. Asimismo, se recomienda aumentar la distancia de seguridad, evitar maniobras bruscas y disminuir la velocidad en curvas cerradas y pendientes descendentes.

El último color que permite la circulación sobre el asfalto nevado es el rojo, correspondiente a un firme totalmente cubierto. Bajo esta señalización sólo pueden circular turismos con cadenas o neumáticos con homologación 3PMSF (Three Peak Mountain Snow Flake) a una velocidad máxima de 30 km/h, aunque se recomienda no hacerlo.

Finalmente, el color negro prohíbe la circulación a todo tipo de vehículos por el riego de quedarse inmovilizado o sufrir un accidente. Asimismo, en caso de quedarse detenido, se recomienda utilizar el motor lo imprescindible para poder disponer de calefacción, no abandonar el vehículo si no existe refugio e intentar dejarlo lo más cercano a los márgenes de la carretera para no obstaculizar el paso de las quitanieves.

Algunos consejos para conducir con nieve

Además del consejo inmediato y lógico de extremar las precauciones al máximo reduciendo la velocidad, incrementando la distancia de seguridad y no realizar maniobras bruscas, existen otra serie de consejos que son recomendables poner en práctica cuando nos encontramos con nieve en nuestro camino.

Así pues, para reducir la velocidad tu mejor aliado lo tienes en el freno motor, ir reduciendo marchas de forma progresiva, y en caso de tener que recurrir al pedal del freno, accionarlo de forma muy suave, pues un frenazo en una situación de baja adherencia como lo es circular por encima de un manto blanco o una plaza de hielo provocará que el vehículo deslice y pierdas el control del mismo. No obstante, durante una circulación normal hazlo con la marcha más larga posible, de forma que no se envíe demasiado par al suelo y patinen las ruedas.

En cuanto al uso del volante, de nuevo la suavidad es la máxima que debes aplicar, y si por algún casual te quedas atascado, mantén la dirección recta e intenta salir haciendo sólo uso del embrague, sin acelerar bruscamente el coche.