CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

La DGT alerta de los peligros de conducir con viento: ¿cómo se debe conducir en esas circunstancias?

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 11 Feb 2021
Manga Viento Calcetin
Manga Viento Calcetin

Por todos es sabido que conducir con fuertes lluvias o nieve es bastante peligroso, y que por tanto, es necesario extremar las precauciones al máximo. Sin embargo, también existen otros fenómenos meteorológicos que entrañan riesgos para la conducción, además de resultar sumamente molestos. Estamos hablando del viento y las fuertes rachas que se esperan para estos días, siendo este el motivo por el que desde el perfil oficial de Twitter de la Dirección General de Tráfico han compartido una práctica infografía con algunos consejos para conducir en esas circunstancias.

Consejos para conducir con fuerte viento

Ese pequeño clip de un minuto de duración ilustra perfectamente los ochos consejos para conducir con fuerte viento que os contamos en Diariomotor, y es que aunque pueda parecer algo menor, cada invierno se producen más de 170 accidentes relacionados con el mismo, lo que representa casi el 5 % de los provocados a causa de fenómenos meteorológicos.

En caso de estar ante rachas huracanadas, como bien dice el propio tuit de la DGT, es bastante recomendable dejar aparcado el coche en casa. Sin embargo, para todos los demás casos, el primer consejo pasa por ser consciente del vehículo que llevamos y sus limitaciones, pues los efectos del viento serán mucho más notables a bordo de una bicicleta o motocicleta que de un turismo, sobre todo cuando vamos en moto por una autovía a más de 100 km/h en una recta sin protección ninguna recibiendo rachas laterales. Asimismo, vehículos muy voluminosos, como furgonetas o grandes SUV, también son especialmente sensibles a los fuertes vientos cruzados.

Una buena práctica pasa por observar la vegetación o las mangas de ciento que puedes encontrar en las márgenes de algunas carreteras para así conocer en qué dirección sopla y que no te pille por sorpresa, pues obviamente el más peligroso de todos es el lateral por el peligro de modificar la trayectoria que conlleva. Igualmente, sujetar con firmeza el volantes y adecuar la velocidad son dos comportamientos básicos en estos escenarios.

Se debe tener especial cuidado en zonas peligrosas como viaductos y túneles, y también a la hora de adelantar vehículos de considerable tamaño, como por ejemplo un tráiler, para no sufrir el llamado "efecto pantalla". En el primer caso, un viaducto atraviesa un valle o río a elevada altura y sin protección lateral como puede ser la típica vegetación que nos encontramos en la mediana de las autovías o incluso la orografía que circunda la vía, lo que intensifica el viento cruzado que impacta contra notros. Asimismo, a la salida de un túnel o justo al rebasar a ese camión, podemos sufrir una racha de viento inesperada que nos haga perder el control.

Finalmente, también cabe destacar otros consejos, como evitar no llevar nada en la baca, o incluso no usar remolques, y sobre todo, extremar la atención a todo lo que nos rodea, pues es probable que algún objeto movido por la fuerza del viento impacte contra nosotros, caiga alguna rama, otro conductor pierda el control de su coche o que un motorista caiga al suelo.