La Dirección General de Tráfico quiere hacer obligatorios los asistentes de velocidad en el coche

 |  @davidvillarreal  | 

Pere Navarro, que en su día llevara a cabo una medida tan importante como la instauración del carné por puntos en España, regresaba en junio como responsable de la Dirección General de Tráfico, después que prosperara la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a presidir el Gobierno de España. Desde su nombramiento, Pere Navarro ha ido definiendo cómo espera que sea su regreso a Tráfico, y como pretende atajar el problema más importante al que se enfrenta este organismo, el del repunte de los fallecidos en accidentes de tráfico. Pere Navarro confirma su interés de hacer obligatorios los asistentes de velocidad en el coche, ¿pero cómo podría llevar a cabo una medida como esta la Dirección General de Tráfico?

Según ha reconocido Pere Navarro durante las jornadas organizadas por la Fundación Mapfre, la velocidad sigue estando en el centro de su agenda, y de los objetivos que se ha propuesto en su regreso a la DGT. Según la Fundación Mapfre, “si todos los vehículos tuvieran instalado un sistema de control inteligente de la velocidad, cada año habría 400 víctimas menos en las carreteras españolas”.

Ahora bien, ¿cómo se puede conseguir que todos los coches equipen asistentes de velocidad?

Pere Navarro defiende la utilidad de los asistentes de velocidad y su contribución para mejorar la seguridad en carretera, en cualquier caso, obligar su instalación en coches modernos requiere de consensos en la Unión Europea, y obligar a que los conductores lo utilicen no es posible

Los asistentes de velocidad, o controles de velocidad de crucero, son una herramienta eficaz para mejorar la seguridad en carretera. Pero hemos de ser conscientes de varios puntos. El primero, que existen sistemas con tecnologías muy variadas. Los asistentes más básicos, limitan la velocidad máxima que puede alcanzar el vehículo y son muy prácticos, por ejemplo, si tememos que un despiste pueda hacer que pasemos por un radar demasiado rápido. Los asistentes más habituales, como mínimo, permiten que el coche mantenga una velocidad determinada sin que toquemos el pedal del acelerador. Los más modernos, los adaptativos, frenan, mantienen la distancia de seguridad con el coche que nos precede, leen las señales de tráfico para adaptar la velocidad al límite de la vía, e incluso son capaces de reanudar la marcha en un atasco, o asistir el giro en las curvas.

El problema está en que para conseguir que un asistente de velocidad sea efectivo el conductor ha de utilizarlo. Por otro lado, los asistentes de velocidad se han estandarizado hace relativamente poco, y solo están presentes en los coches más modernos que circulan por nuestras carreteras. Ni tan siquiera en estos momentos son equipados de serie por todos los coches, si bien es cierto que sí están presentes en la mayoría de los coches modernos, al menos en sus versiones más sencillas, por ser uno de los elementos necesarios para obtener una buena puntuación en las pruebas de EuroNCAP. Para obligar a los fabricantes a equipar este sistema en los coches nuevos, habría que recurrir a un consenso europeo.

Mientras tanto, todo apunta a que las medidas más destacadas, y las primeras que se llevarán a cabo, tendrán que ver con el endurecimiento de algunas sanciones, que implicarán multas más cuantiosas, y mayor retirada de puntos, como utilizar el teléfono móvil mientras se conduce.

Lee a continuación: La DGT intensificará estos días la vigilancia y los controles y multas por alcohol y drogas

Ver todos los comentarios 6
  • F(Clemente)1

    4 años conduciendo un coche sin control de crucero y ninguna multa. Llevo 3 meses con uno con control de crucero y he tenido mi primera multa… No quiero decir nada con eso,solo que por mucho control de crucero que tengas obligatorio, la gente puede seguir saltandose la velocidad o como si pones el control de crucero a 180 km/h. No lo veo útil para bajar la siniestralidad

    • Jesús María Rodríguez Presedo

      Es más, yo lo veo un peligro si no se sabe usar. Hay gente que lo activa en carreteras con curvas y pendientes y luego se llevan sustos porque el coche empieza a dar gas para mantener la velocidad de crucero cuando lo propio sería reducir. O los sustos que te puedes llevar si lo llevas puesto y te despistas al llegar a un peaje de autopista.

      • F(Clemente)1

        Totalmente de acuerdo. Incluso, a mi me ha pasado que por apurar para no quitarlo y volverlo a poner me he acercado mucho al coche de delante porque uno me estaba adelantando y creía que lo iba a hacer más deprisa. O lo que tu dices, te puedes despistar en un tramo en el que el límite de velocidad baje o haya un peaje, etc. Es útil el control de crucero? Sí, mucho, viajes largos se hacen más llevaderos. Es una medida de seguridad y/o bajará las víctimas? Yo creo que no. No ha bajado la siniestralidad este año y realmente la práctica totalidad de los coches nuevos lo llevan. Desde mitad de gama y un segmento B, lo trae.

        • javi

          yo pienso que además de no bajar la cantidad de victimas en accidentes, es posible que las aumente, ya que tanto el no saber como y cuando utilizarlos correctamente junto con una mayor despreocupación que estos sistemas aportan a la conducción y por ende un más que posible despiste podrían levar a cavo más accidentes, bajo mi punto de vista reducir los accidentes no está ni en más tecnología a bordo, ni en reducir los limites como se rumoreaba hace unos meses, ni si me apuras en el malogrado estado de la vía, sino en adaptar nuestra velocidad a las condiciones de circulación, ser conscientes de lo que llevamos entre las manos y no despistarnos, además de también tener en cuenta las limitaciones de nuestro vehículo, y de nosotros mismos al volante

  • hafm

    Hijo de #@#&!!€¥¢$~|¦¿!!!!

  • Ruben

    Yo creo que si limitan la velocidad a 20 km/h e inmovilizan la cabeza en el asiento para que no se pueda mirar a otra parte que no sea la carretera, se reducirían los accidentes en un 99,9 %…
    Que pensarán de esto los alemanes?