Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

Los retrovisores y otros elementos que desaparecerán de los coches y transformarán su diseño

 |  @davidvillarreal  | 

Por curioso que resulte, hay elementos en nuestros coche que, como los retrovisores, siempre asumimos que era necesario que estuvieran ahí. Tanto que si ahora desaparecieran, o fueran sustituidos por elementos más pequeños y discretos, probablemente sentiríamos que nos falta algo, nos resultaría incluso extraño. Pero la desaparición de los retrovisores en nuestros coches ha comenzado. Hace años ya vimos cómo Volkswagen se aventuraba a lanzar un prototipo con licencia de calle, el XL1, que prescindía de retrovisores. Audi con su e-tron y Lexus en Japón harán lo propio en los próximos meses, sustituyendo los retrovisores por unas cámaras que sobresalen ligeramente de la carrocería, en el lugar que hasta ahora nos encontrábamos los espejos retrovisores.

El de los retrovisores, la sustitución del espejo de toda la vida por cámaras y pantallas, es un salto tecnológico cuya contribución a transformar el diseño de los coches es muy evidente. Pero en los últimos años ya han venido produciéndose grandes cambios que probablemente hayan pasado más desapercibidos.

La desaparición de los retrovisores transformará el diseño de los coches modernos, pero en los últimos años hemos asistido a una transformación no menos importante, como la desaparición de los faros tradicionales y su sustitución por los LED

De la desaparición de las bombillas a los LED y OLED

Aquellos faros enormes de antaño, con lámparas incandescentes y halógenas primero, y xenon después, han dado paso a faros mucho más compactos, hileras de diodos que son capaces de iluminar con la misma intensidad, e incluso con mayor claridad y precisión. Los diseñadores han aprovechado los sistemas de faros LED para dibujar la mirada de sus coches, crear nuevas señas de identidad, que salvo pingües excepciones, difícilmente hubieran sido posibles hace un par de décadas. Y a la vez, esos sistemas de faros LED han motivado a los diseñadores para, incluso, dar nuevas utilidades a la iluminación de los coches. No son pocos los prototipos que, empleando sistemas de iluminación OLED, anticipaban un futuro en el que la iluminación también servirá para intercambiar información con otros vehículos. Por ejemplo, que el tono que utilice un coche para iluminar su parrilla indique sí este se desplaza en modo manual, o autónomo. Ideas que, por supuesto, aún habrá que esperar años para que prosperen.

Las filas de LED actuales también serán muy pronto historia. Y en el frontal de nuestros coches, y en la trasera, veremos cómo una superficie OLED perfectamente integrada en la parrilla bastará para iluminar con precisión la carretera, sin romper el diseño del coche.

Las superficies OLED transformarán aún más el diseño de los coches modernos, y conllevará la desaparición de faros al uso, o incluso proyectores LED tradicionales

La parrilla del coche como mero elemento estético

Si existe un elemento que define la estética de un coche ese es el conjunto de su parrilla frontal. Las parrillas han jugado históricamente un papel estético tan importante como el de su función, facilitar la refrigeración del motor y cubrir el radiador. Cualquier marca, que se precie de serlo, ha de ser capaz de conseguir que sus coches sean fácilmente reconocibles únicamente por el diseño de su parrilla.

Con la llegada de nuevas tecnologías, como los coches eléctricos, el papel de las parrillas frontales acabará limitándose a poco menos que el de un elemento ornamental. Algunas marcas ya han prescindido por completo de la parrilla, véase el caso del Tesla Model 3, mientras que otras, como se aprecia en el caso del Mercedes EQC y el Audi e-tron, prefieran mantener esa seña de identidad de su coche, y de su marca, y de paso reducir el impacto para el cliente que apueste por uno de sus coches eléctricos.

La parrilla frontal de muchos vehículos quedará relegada a un elemento puramente ornamental, sin ninguna función práctica

Los tiradores de las puertas

Otro elemento en el que normalmente no reparamos, pero sin duda altera el diseño de un coche, son los tiradores de las puertas. Históricamente sí hemos visto cómo muchos fabricantes han tratado de buscar soluciones que ocultaran o camuflaran estos tiradores. Hemos visto compactos de cinco puertas que integraban los tiradores de las puertas traseras en el marco de la ventanilla, para conferir al coche una apariencia de tres puertas.

Hemos visto también coches con tiradores retráctiles, que se esconden a ras de la carrocería. Ese es el caso, por ejemplo, de Tesla, y modelos como el Model X que, para más inri, tienen automatizado el proceso de apertura de puertas, en el caso de las traseras de tipo ala de halcón, de manera que ya no es necesario ni tan siquiera accionar manualmente el tirador.

En cualquier caso, tenemos la impresión de que los fabricantes seguirán ideando formas de ocultar, o camuflar, los tiradores, sin que estos puedan desaparecer por completo, por lo complejo del sistema que requeriríamos para facilitar su apertura y cierre.

El interior de los coches

Aunque en este artículo nos hayamos centrado en el diseño exterior de un automóvil, no podíamos olvidarnos de cómo se ha transformado el interior de los coches modernos, y cómo se transformará de ahora en adelante. Nos hemos acostumbrado a que las pantallas conquisten la superficie del salpicadero, releguen a los botones tradicionales a un segundo plano, y se conviertan en el centro de la experiencia de conducción y de los pasajeros.

Pero el gran cambio, sin duda, se producirá con el advenimiento del coche autónomo. Casi ningún fabricante evita ya la tentación de imaginar cómo será el interior de sus coches autónomos, cómo prescindirán del volante y los pedales, de un puesto de conducción al uso, y dispondrán los asientos en posiciones que hasta ahora hubieran sido inimaginables.

Pero para eso aún queda un tiempo.

Lee a continuación: ¿Cuál es el origen de la actual distribución de los pedales en un coche?

Ver todos los comentarios 1
  • Templario

    Cuando te falle la bateria y no puedas abrir el coche, cuando falle el sistema autonomo y no tengas un volante o unos pedales a los que recurrir para evitar un accidente…. Entonces veremos como vuelven esos elementos. La gente cada vez sabe conducir menos, no se han de preocupar de las luces, ni de mantenerse en el carril, ni de aparcar… Todo es automatico, pero el dia que el sistema falle… No sabran que hacer con su coche….