El gran error de la DGT: comunicar el etiquetado de los coches por fecha de matriculación

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Etiqueta C Dgt 1218 01

En estos momentos la mayor parte de los que leéis Diariomotor seguro que estáis ya familiarizados con las etiquetas de la DGT. Aunque en la mayor parte del territorio nacional no tienen utilidad, en Madrid su uso será obligatorio a partir de abril y ya discriminan a los vehículos más contaminantes en episodios de alta contaminación. Lo mismo ocurre en Barcelona, donde a partir del 1 de enero de 2020 no podrán acceder vehículos sin distintivo ambiental. Sea como fuere, este artículo critica uno de los aspectos menos acertados del etiquetado: la errónea y confusa forma en que ha sido comunicado a la ciudadanía.

Ayer mismo, mi compañero David Villarreal nos hablaba de cómo la DGT había dejado sin etiqueta medioambiental a coches que sí deberían tenerla. Esto ha causado grandes quebraderos de cabeza a muchos propietarios, que han tenido que ingeniárselas para conseguir un certificado del fabricante del coche en el que se acredite que su coche cumple normativas anticontaminación recientes, y por tanto tiene derecho a una etiqueta de la DGT. Con este certificado en su poder han podido solicitar a la DGT la etiqueta ambiental que realmente les corresponde. No es un proceso sencillo, ni para todos los públicos.

 title=

La forma de comunicar a los ciudadanos el funcionamiento de las etiquetas medioambientales ha sido errónea, y ha dado pie a muchas confusiones.

Este problema ha sido "creado" por la propia DGT, ya que aunque en verdad el etiquetado ambiental está basado en la normativa anticontaminación que el coche cumple - y así lo dice el BOE - ha sido comunicado a los ciudadanos en base a las fechas de matriculación de los coches (ver nota de prensa). Las etiquetas "B" amarillas en coches diésel corresponden a aquellos coches que cumplen la normativa Euro IV y Euro V, pero la DGT simplemente ha comunicado que se trata de los coches matriculados entre el 1 de enero de 2006 y el 31 de diciembre de 2013. Sin embargo, hay coches diésel matriculados antes del año 2006 que sí tienen derecho a una etiqueta "B".

La normativa Euro 4 entró en vigor para nuevas homologaciones el 1 de enero de 2005, y fue obligatoria en todos los vehículos vendidos en la Unión Europea a partir del 1 de enero de 2006. Durante el año 2005 se vendieron coches que cumplían la normativa Euro III, junto a nuevos vehículos que ya habían sido homologados para la entonces nueva Euro IV. Existen casos excepcionales de coches que han sido adelantados a su tiempo, cumpliendo normativas futuras años antes de su entrada en vigor: algunos Mercedes diésel ya cumplían en 2009 los preceptos de la normativa Euro VI, que entró en vigor en 2014.

Mazda Mx 5 Madrid

Algunos propietarios han descubierto tarde que su coche sí podía llevar etiqueta.

La población no tiene por qué saber qué normativa europea anticontaminación cumple su coche. En ese sentido, comunicarlo en base a las fechas de matriculación de su coche es un compromiso aceptable. Pero como suele ocurrir en muchas comunicaciones oficiales, la interpretación de las mismas suele ser demasiado literal, y frecuentemente, no son claras. La DGT debería haber comunicado que existen coches con derecho a etiqueta matriculados fuera de los "plazos oficiales". Han sido algunos medios de comunicación y foros de coches los que han tenido que demostrarlo, despejando la incertidumbre oficial.

De hecho, la web de la DGT puede fallar y falla a la hora de clasificar los coches, principalmente a causa de errores en su base de datos. Sí, es posible que la web de la DGT diga que tu coche no tiene derecho a distintivo ambiental, aunque realmente sí lo tenga. O te asigne una etiqueta errónea. De cómo reclamar te hablaremos con detalle próximamente.

Lee a continuación: Cinco ventajas de conducir a diario un coche "de batalla"

Ver todos los comentarios 13