CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

3 MIN

Ferrari será una marca eléctrica, pero se niega a fabricar coches autónomos

Elena Sanz Bartolomé | 20 Jun 2022
Ferrari Maranello  01
Ferrari Maranello  01

Mientras buena parte de los fabricantes participan en la carrera de la conducción autónoma para ser los primeros en cruzar la meta de los diferentes niveles, tal y como informa Automotive News, Ferrari ha decidido cerrar la puerta a este tipo de coches: en Maranello serán eléctricos, pero el control de sus vehículos siempre estará en las manos y en los pies de sus conductores.

Así lo confirmaba Benedetto Vigna, CEO de Ferrari, en la presentación de los resultados de la marca que tuvo lugar la semana pasada. Desveló que los modelos que salgan de Maranello seguirán incorporando los últimos sistemas de asistencia al conductor (ADAS), pero nunca implementarán las funciones propias del Nivel 5 de conducción autónoma: escalón en el que los vehículos pueden operar sin intervención humana.

Nivel 2 Plus

Es más, Ferrari se quedará “en el Nivel 2 Plus”. Disponible ya en muchos vehículos, permite una conducción parcialmente automatizada: incluye asistencia en la dirección y en la aceleración/desaceleración aunque el conductor siempre debe tener el control. Así es cómo funciona el control de velocidad de crucero adaptativo combinado con el mantenimiento en el carril. Además, los dispositivos de monitoreo desactivarán la tecnología si detectan que las manos no están en el volante o los ojos no están en la carretera. El objetivo es “preservar todas las emociones extraordinarias reservadas para el conductor”.

Un camino diferente

Benedetto Vigna explicaba que, recientemente, recibieron la visita de un par de expertos en inteligencia artificial que querían explicarles por qué Ferrari debería adoptar la conducción autónoma. El CEO de la marca los invitó a subirse en uno de sus deportivos para dar una vuelta en la pista de Fiorano: “Dieron un paseo con nuestro piloto de pruebas y cuando se bajaron del coche me dijeron: vale, nuestra presentación no sirve para nada”.

A diferencia de otras marcas como, por ejemplo, Mercedes que ya ha alcanzado el Nivel 3 de conducción autónoma, Ferrari ha optado por recorrer un camino diferente: “Ningún cliente va a gastar su dinero en un coche convertido en un ordenador para disfrutar del viaje. El valor del hombre y de lo humano está en el centro: eso es lo fundamental”, aseguraba Benedetto Vigna a Bloomberg TV.

La electrificación de Ferrari

Al no participar en la carrera de los coches autónomos, Ferrari destinará esa inversión para cubrir parte del coste de electrificar la marca aunque, de momento, no ha cuantificado los ahorros potenciales de la decisión tomada. Cabe recordar, que el fabricante italiano ha anunciado que en 2030 el 80% de sus ventas procederán de modelos totalmente eléctricos e híbridos.

Los de Maranello desvelaron los detalles de su plan estratégico para los próximos años: el lanzamiento del primer Ferrari totalmente eléctrico se producirá en 2025 y confirmaron la llegada de quince modelos desde ahora y hasta 2026. La marca ha apostado por una estrategia donde la tecnología de propulsión eléctrica será propia buscando, así, lograr una ventaja competitiva respecto a sus rivales. Para ello, llevarán a cabo una inversión de 4.400 millones de euros, de los cuales el 75% se destinará a esos productos.