Garaje Diariomotor: festín de accesorios y botón “diabólico” en el MINI Cooper S que estamos probando

 |  @ClaveroD  | 

Esta semana el Garaje Diariomotor tiene en una de sus plazas a un coche bastante especial, casi único podríamos decir, y es que este MINI que ves en imágenes viene cargado de personalidad lo mires por donde lo mires. Si algo tiene MINI es las casi infinitas posibilidades que ofrece su catálogo de accesorios y personalización, y por eso qué mejor que analizar al detalle este MINI Cooper S que por lo pronto ya os adelanto que firma 211 CV y tiene un mando “diabólico” que a todos deja con la boca abierta.

Puedes pasarte horas delante del catálogo MINI y JCW y conseguir que tu coche sea realmente único

Aunque muchos podrán pensar que por qué optar por un MINI Cooper S cargado de accesorios en lugar de optar directamente por un MINI John Cooper Worksver prueba de Madrid al circuito de Ascari -, la respuesta es tan sencilla como la de la personalización. Las posibilidades del catálogo de accesorios te permiten que el MINI Cooper S quede completamente a tu gusto por lo que te costaría la versión John Cooper Works. Además, en este caso estamos ante una unidad que equipa el Kit de potenciación que lleva al Cooper S hasta los 211 CV y 300 Nm (20 CV y 20 Nm menos que el JCW) y el paquete aerodinámico John Cooper Works que le dan un toque bastante radical y diferenciado. Si tenemos en cuenta que el precio de partida del MINI Cooper S es de 27.300 euros, sólo optar por estos dos paquetes nos supondrá un sobrecoste de 2.190 y 989 euros respectivamente. De este modo, todavía estaríamos lejos de los 32.500 € con los que arranca el MINI John Cooper Works.

Con las opciones comentadas, podéis creerme si os digo que te piensas seriamente si merece la pena dar el salto hacia la versión John Cooper Works, y es que a nivel técnico y estético es difícil necesitar mayor deportividad. Pero esta unidad que estamos probando esta semana sirve como escaparate para ver hasta dónde es posible llegar en personalización y optimización, encontrando elementos adicionales como el sistema de frenos John Cooper Works con discos de 17″ por valor de 1.919 euros, el juego de llantas JCW CHALLENGE 534 por valor de 2.466 euros, las molduras laterales de las puertas iluminadas por 250 euros o los faros adicionales delanteros por 698 euros.

El botón “diabólico” desata vía Bluetooth todo el bramido y explosiones de su doble salida de escape

Pero de entre todos los accesorios disponibles en la gama MINI nos quedamos con en el Kit de potenciación. Este Kit se trata de una optimización del mapa motor del propulsor 2.0 Twin-Power Turbo para pasar de 192 CV a 211 CV de potencia máxima y de 280 Nm a 300 Nm de par máximo. Pero la gran aportación de este Kit es la introducción de un sistema de escape específico con control remoto sobre el sonido. Sí, has leído bien, este escape es controlado mediante un mando que se comunica por Bluetooth. Al activarlo, sólo recomendable en circuito, el escape torna el sonido en un bramido ronco repleto de explosiones que hará imposible que pases desapercibido, si lo desactivas, mantendrás un bonito sonido deportivo pero evitarás alguna que otra posible multa por exceso de decibelios.

En Diariomotor:

Lee a continuación: #GarajeDiariomotor El Ford Focus RS y sus 350 caballos es el nuevo inquilino de nuestro garaje

  • Porsche Caballero

    El que diseñó los parachoques era un infiltrado de la competencia y estaba borracho.

  • IronMetal PutoPeludo

    Ese spoiler delantero parece un tumor