comscore
MENÚ
Diariomotor
Tuning

3 MIN

Sí, es un Land Rover Defender, y sí, tiene 659 CV: así es la última creación de Himalaya

Himalaya Land Rover Defender 01

Los Land Rover Defender clásicos son un modelo que se presta a cualquier tipo de modificación, bien sea enfocada al off-road más extremo, o con un look neo-retro. Prueba de ello son los diversos especialistas que existen en la marca británica, como es el caso de Osprey Custom Cars que ya os contamos en Diariomotor, o el que nos toca hoy, Himalaya, otro especialista ubicado en California y que recurre a la misma receta que Osprey: una restauración hasta el más mínimo detalle y dosis extra de potencia made in the USA.

659 CV para uno de los Defender más salvajes

19
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Como hemos dicho, Himalaya es uno de los preparadores más reconocidos por los fanáticos de los Defenders, presentándonos en esta ocasión su último Summit Series, un modelo en el que nos enseña todo lo que son capaces de hacer. Así, en primer lugar, y tras estudiar minuciosamente por el equipo cuál iban a ser las modificaciones a realizar, se importó un nuevo chasis en acero galvanizado desde un proveedor externo afincado en Reino Unido, el cual se construyó teniendo en mente los nuevos componentes, como el motor o la caja de cambios, por lo que ya traía consigo todos los anclajes necesarios en su posición correcta.

A continuación, cuando ese chasis llegó fue pintado con pintura especial y equipado con un motor V8 LS4 sobrealimentado por medio de un compresor volumétrico que eleva su potencia hasta los 659 CV, así como una caja de cambios automática de 8 relaciones, la caja de reenvío, los diferenciales y árboles de transmisión (realizados bajo las especificaciones de Himalaya para que soporten el mayor par motor), además de otros componentes cuya instalación se realiza más fácilmente sin carrocería, como pueden ser los amortiguadores Fox o el sistema de frenos firmado por Wilwood.

Casi todo el trabajo es totalmente artesanal

A continuación le llegó el turno a la carrocería, prácticamente uno de los pocos elementos que es conservado del Defender original, la cual es sometida a un minucioso trabajo de chapa y pintura antes de ser unida con el chasis, habiéndose pintado en color gris oscuro con detalles en negro, como los pasos de ruedas, los retrovisores, tomas de aire o los diferentes logos de Himalaya, dejando los remaches en su color plata original a contraste. Asimismo, también cuenta con iluminación totalmente en LED, neumáticos especialmente enfocados para su uso fuera del asfalto y otro equipamiento off-road como el cabrestante.

Finalmente, el interior se ha realizado completamente a mano por especialistas preparador californiano, completamente en negro y tapizado en cuero con pespuntes a contraste, con una configuración de seis plazas (las dos últimas, situadas en el maletero, son abatibles), asientos deportivos en la primera fila, techo en alcántara y con un nuevo equipo multimedia aftermarket. ¿Su precio? Sobre los 300.000 dólares, aunque Himalaya ofrece preparaciones más básicas que parten desde los 115.000 dólares.

Fuente: CARSCOOP | Himalaya

Vídeo destacado del Land Rover Defender