Honda e Prototype: el coche eléctrico de Honda es simpático, retro y… ¡de propulsión!

 |  @sergioalvarez88  | 

El coche que tenéis en vuestra pantalla es revolucionario para su fabricante. Es el primer coche eléctrico de masas de Honda, tras experimentos de bajo volumen, prácticamente obligados por la legislación. El Honda e nos demuestra que Honda va en serio con la movilidad eléctrica. Aunque es un adelanto conceptual del coche que llegará a las calles, es un coche realmente cercano a la producción en serie. Este simpático coche urbano está inspirado en el Honda Urban EV Concept de 2017, y nos confirma que los coches eléctricos no tienen por qué ser sosos, anodinos o aburridos.

¿Qué sabemos del primer coche eléctrico de masas de Honda?

El Honda e Prototype – el coche de producción en serie podría llamarse Honda e – es un utilitario de cinco puertas y dimensiones contenidas, posiblemente de menos de cuatro metros de longitud. Su diseño es muy similar al del Honda Urban EV, a su vez inspirado en la primera generación del Honda Civic. Nos encanta su diseño simpático y retrofuturista, especialmente sus ópticas redondeadas, y la forma en que Honda Design ha ocultado en su calandra la tapa de la toma de recarga. Es uno de esos coches de diseño sencillo, con un perfil lateral en el que nos llama la atención la limpieza de líneas.

Ha sido construido sobre una nueva plataforma dedicada para coches eléctricos. Su distancia entre ejes es larga, y su centro de gravedad es bajo, en busca de un buen dinamismo.

Honda ha enrasado con la carrocería los tiradores de las puertas delanteras, y escondido en el pilar C los tiradores de las puertas traseras. Las llantas nos transportan a los años 90 del pasado siglo, y los retrovisores desaparecen de la ecuación, reemplazados por cámaras de vídeo de alta resolución. En la parte trasera del coche volvemos a encontrarnos un esquema similar al frontal, con pilotos LED redondos y molduras en plástico negro. Si os gusta el exterior del coche, esperad a ver su interior. Un habitáculo amplio, diáfano y muy tecnológico que parece sacado del futuro.

Ya habíamos visto una imagen de su interior, la misma que tenéis en vuestras pantallas. El ancho del salpicadero está ocupado por paneles TFT, parte de un completísimo sistema de infotainment. A ambos lados se encuentran las pantallas de los retrovisores – el retrovisor central es también una pantalla digital, no un espejo tradicional. Un volante y una pequeña botonera en la consola central son todos los controles físicos de este Honda e Prototype. Líneas limpias, molduras en madera de tonos claros y asientos de tela completan un habitáculo que parece completamente listo para la producción en serie.

Mediante un protocolo de recarga rápida, su batería recupera el 80% de su carga en unos 30 minutos.

En cuanto a su autonomía y prestaciones, Honda no suelta prenda. Solo nos han ofrecido unas pequeñas píldoras, que dicho sea de paso, nos dejan con ganas de más. En primer lugar, sabemos que el coche será de propulsión trasera, buscando un mayor dinamismo de conducción. Un gran plus para un coche de sus dimensiones. En segundo lugar, sabemos que su autonomía será superior a los 200 km – ignoramos si bajo el ciclo WLTP o el viejo NEDC. Una autonomía correcta para un coche enfocado a un ámbito urbano, pero no espectacular – el Renault Zoe sigue siendo un coche urbano y tiene 400 km de autonomía NEDC.

En el Salón de Ginebra de 2019 conoceremos todos los detalles del Honda e Prototype.

Lee a continuación: Honda nos enseña el interior de su nuevo coche eléctrico, la evolución del Honda Urban EV

Ver todos los comentarios 2
  • Nombre

    Pero no se iba a presentar ya el modelo definitivo..?

  • EstifenJokinGalactico

    Después de ver el nuevo Suzuki Jimny este diseño no me resulta tan descabellado