Jaguar R-D6: el compacto deportivo con genes de Mazda RX-8 que Jaguar diseñó, pero jamás se atrevió a fabricar

 |  @davidvillarreal  | 

Si contemplamos, con perspectiva, cómo era Jaguar hace 13 años, es probable que lleguemos a conclusiones como la de constatar que aquellos años fueron una oportunidad perdida para la marca británica. Más aún si consideramos los lanzamientos más recientes de Jaguar, y reconocemos el nivel creativo de Ian Callum, y pensamos en las posibilidades que le podría haber ofrecido el amparo de un grupo automovilístico tan potente como Ford. Y qué mejor ejemplo que un prototipo, el Jaguar R-D6, presentado en 2003, en los años en los que Jaguar aún pertenecía a Ford Motor Company. Jaguar valoró la posibilidad de lanzar un compacto. ¿Y qué base elegirían para tal producto? ¿La del Ford Focus? Ni mucho menos. Jaguar optó por la filosofía del Mazda RX-8, en tanto los de Hiroshima por aquel entonces también pertenecían al conglomerado Ford.

El resultado de aquella aventura fue un prototipo que, por desgracia, jamás aterrizaría en los concesionarios, el Jaguar R-D6. El mismo que puedes ver en estas imágenes.

Ian Callum puso toda la carne en el asador, un soplo de aire fresco en los años del Jaguar X-Type, con un compacto deportivo con motor diésel, aunque con seis cilindros, y tracción trasera. Un compacto con 5 puertas, dos de las cuales se presentaban en estilo suicida, con apertura en sentido inverso a las delanteras.

Aquel Jaguar R-D6 destacaba, sobre todo, por las ya mencionadas puertas suicidas, aprovechando la genialidad que ya utilizó Mazda en el añorado Mazda RX-8. Pero tampoco deberíamos olvidarnos de que bajo el capó escondía un motor de seis cilindros en uve que, aunque diésel, entregaba 233 CV de potencia y 500 Nm de par máximo. Unas cifras interesantes para la época, especialmente en un turismo compacto que hubiera tenido en torno a 4,33 metros de longitud.

Un motor que por aquellos años se comercializaría en el Jaguar S-Type.

Durante años se seguiría especulando acerca de ese esperado compacto de Jaguar, producto que no llegó, y que se encontró con uno de los momentos más decisivos para la marca en las últimas décadas, la entrada del capital de Tata Motors. Aquel movimiento podría haber acabado con cualquier hipotético proyecto que plantease un Jaguar R-D6 de calle, especialmente si este se amparaba en la tecnología de Ford y Mazda. Pero también abría un abanico de posibilidades. Para muestra la gama actual, y los productos que se esperan para los próximos años, de Jaguar.

En cualquier caso Jaguar apostaría por una línea bien diferente, la de ampliar su gama de berlinas y, por supuesto, apostar por un todocamino, el Jaguar F-PACE, que sin duda a posteriori se convertiría en un movimiento magistral y necesario para el crecimiento de una premium que busca reivindicarse frente al tridente alemán.

En Diariomotor:

Lee a continuación: El MINI de motor central y tracción trasera que podía haber sido, pero jamás existió

  • Kanzler

    Que pena que no haya sido fabricado o al menos no mantengan en el diseño el distintivo frontal Jaguar como luce este estudio.

    Este es el diseño de parrilla y faros que deberían tener los actuales modelos para ser perfectos. Y para ser un Jaguar en todo sentido.

    • Arisatti Garaviotti

      Jaguar S-Type fue lo mas cercano a este concepto y nunca fue un campeon en ventas, de hay fue que su anterior propietario se deciso de Jaguar, Aston y Land Rover…..un saludo
      http://images.honestjohn.co.uk/imagecache/file/width/640/media/3281327/S-Type5.jpg

      • Kanzler

        Diría que el problema no era esta linea de diseño , sino la pésima gestión de Ford como propietaria de Jaguar al momento , junto con Volvo, Land Rover y Aston Martin reunidas en su desgraciada Premier Automatice Group (PAG).

        • zamu

          También lo veo así. Y queda más que claro al ver cómo han evolucionado Volvo y Jaguar bajo el control de Geely y Tata.

          • Kanzler

            Exacto, nada como una acertada estrategia. En aquel periodo las hermosas y llenas de tradición marcas británicas, habían caído en desgracia.

            Es inexplicable el destino de las nombradas y menciono también Rover.

            No funcionó de la mano de Honda, aun con un diseño acertadisimo ni bajo la mano de BMW junto con Land Rover.

            Rover debería haber sido todo un éxito bajo regía BMW, el diseño, su historia como marca, la calidad a la par de cualquier BMW, una pena.

            En aquel entonces en cambio, VW se quedó con Skoda y mira lo que se ha convertido, ni siquiera SEAT de la misma pluma llega a tan solido status.

            A veces el publico , el comprador es también insólito .

    • Arisatti Garaviotti
  • 4×4 de corazon

    Como me hubiera gustado que hubiese salido a la venta para disfrutarlo