CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

8 MIN

Probamos el Kia Sportage 2022: ¿es la nueva referencia en SUV compactos? (+vídeo)

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 15 Feb 2022
Kia Sportage 2022 Prueba P
Kia Sportage 2022 Prueba P

Ayer mismo, un servidor y mi compañero Juanma G. Cámara estuvimos probando la nueva generación del Kia Sportage. La quinta, para ser concretos. Siempre fue un todocamino, y tradicionalmente trataba de posicionarse en precio, para competir de forma humilde con sus rivales europeos, que le superaban en prácticamente todos los aspectos. De unos años a esta parte, Kia se ha puesto las pilas, y sus productos rayan a un nivel muy alto. Ya no es "que vienen los coreanos", es "cuidado con los coreanos". ¿Tiene el nuevo Kia Sportage madera de referencia?

Madera de líder

El nuevo Kia Sportage está construido sobre la plataforma N3 de Hyundai-Kia, que comparte con el Hyundai Tucson, su primo hermano. El Sportage ha sido desarrollado específicamente para el mercado europeo, y es construido en Eslovaquia. Lo primero que debéis saber es que crece relativamente poco con respecto a su precedecesor: mide 4,52 metros de largo, creciendo apenas 3 cm en longitud, y un centímetro en el resto de cotas, quedándose en 1,86 metros de ancho y 1,65 metros de alto. Su distancia entre ejes también aumenta en 10 mm, hasta los 2.680 mm.

Es la quinta generación del coche más importante para Kia a nivel mundial.

Mas allá de la diatriba técnica, esto redunda en una mayor habitabilidad interior y un mayor empaque visual. He de reconocer que en fotografías, el Kia Sportage me había parecido un poco alienígena. Pero en persona, su diseño llama poderosamente la atención y me ha resultado fresco e innovador. Quiero destacar especialmente las ópticas frontales en forma de boomerang, las ópticas traseras que atraviesan la carrocería de lado a lado, y el gran juego estético de las parrillas delanteras, intercaladas por trozos pintados del color de la carrocería.

Es también necesario destacar que la versión analizada es una GT Line, por lo que su mirada es algo más agresiva. También me parecen una auténtica chulada las llantas semi-carenadas de la versión probada. Con todo, no todo es perfecto: hay un quiebro un tanto extraño en la línea cromada a la altura del pilar C, y el negro piano ya está presente en varios paneles de la carrocería, tanto en el frontal, como en la zaga y en los laterales. Cuando el coche está nuevo y limpio son espectaculares, pero habrá que ver cómo soportan el paso del tiempo.

Es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. El equipo de infotainment está siempre conectado a internet.

En el interior nos encontramos con un habitáculo muy avanzado, y que de entrada se siente muy tecnológico. Es un enorme salto adelante con respecto a la anterior generación. Me llama la atención las dos pantallas curvas de 12,3" del sistema de infoentretenimiento. Es un gran equipo de infotainment, pero su tipografía e iconografía no se sienten tan punteros. Con todo, su visibilidad, su agrado de uso y su conectividad están fuera de toda duda. Eso sí, no tenemos la posibilidad de ver el mapa en la pantalla de la instrumentación.

Otro punto a destacar del habitáculo es la gran calidad de materiales. Los ajustes son impecables, hay plásticos blandos, y los que son duros, están muy bien ajustados. Ahora bien, una de cal y una de arena: se abusa del piano black en la consola central, donde está la ruleta de la caja de cambios y botones relativos a la conducción. Nunca nos cansaremos de expresar nuestro disgusto hacia este material tan poco sufrido, y más teniendo en cuenta la bonita selección de materiales que Kia ha usado en el resto del habitáculo.

La climatización mezcla ruletas analógicas con detalles táctiles. Una buena solución de compromiso.

Las plazas traseras del Kia Sportage son excelentes. Un adulto corpulento y alto viajará muy cómodamente en todas sus cotas y el túnel central es relativamente bajo. Curiosamente, tenemos una toma de carga USB en el respaldo del asiento delantero, tenemos aireadores y es posible abatir la banqueta en configuración 40:20:40, algo poco habitual en el segmento. El maletero del Kia Sportage es otro de sus puntos fuertes. Tiene hasta 591 litros de volumen, formas muy regulares y una boca de carga que se sitúa a una altura muy correcta del suelo.

Eso sí, esos 591 litros son en una versión sin hibridar. Si hablamos del gasolina microhíbrido que estamos probando, estaríamos hablando de 562 litros. Si nos vamos al diésel, perdemos aun más capacidad a causa del depósito de AdBlue. La buena noticia es que siempre nos mantendremos por encima de los 500 litros, incluso en la versión enchufable. A nivel de practicidad y habitabilidad, cuesta encontrar peros al Kia Sportage. Pero vamos a ver qué ocurre cuando nos sentamos tras el volante.

Los asientos de la banqueta trasera no son deslizantes, pero son reclinables.
95
FOTOS

Al volante del Kia Sportage 2022

El Kia Sportage siempre ha tenido un tacto de conducción relativamente ágil y dinámico, dentro de lo que se espera de un vehículo generalista. Y podemos certificar que el nuevo Kia Sportage mantiene dichas características dinámicas, colocándose junto a los Ford Kuga y SEAT Ateca a nivel de dinamismo, si bien el americano y el español tienen un tacto de conducción superior. Soy consciente de que un SUV compacto microhíbrido no es un coche para irse de curvas, pero si te gusta conducir, hay que reconocer que el Sportage te satisfará.

La versión probada monta un motor 1.6 T-GDi MHEV, un microhíbrido de 180 CV, asociado a una caja de cambios de doble embrague y siete relaciones, además de a un sistema de tracción total. En esta unidad nos ha faltado el selector de modos de conducción off-road que pueden montar los Sportage, pero como la prueba ha transcurrido íntegramente sobre asfalto, no lo hemos echado de menos. Como os decía, es un coche ágil, y el motor casa bien con la puesta a punto del coche: no hace falta más motor en este vehículo en ninguna circunstancia.

Buen control de la carrocería, suspensión firme pero no incómoda. El Sportage es un coche más dinámico que la media.

El cambio es rápido en el modo Sport y es suave en los modos Eco y Normal. Eso sí, haciendo gala de la tónica habitual en el segmento, la dirección no nos dice absolutamente nada y se siente muy ligera. Puedes divertirte en las rotondas de camino al supermercado, pero no sabrás cuándo te has quedado sin adherencia en el tren delantero. Un detalle que me ha gusta es que buscando una media de consumos baja, hemos conseguido llegar a los 7,1 l/100 km con este motor, circulando casi exclusivamente por carretera secundaria.

En un ciclo algo más realista, con atascos en una circunvalación, conducción urbana y un rodar de autopista a unos 130 km/h de marcador, ha firmado un consumo de 8,5 l/100 km. No me parece un mal dato para un todocamino, sinceramente. Lo bueno es que Kia ofrece una enorme variedad de mecánicas en el Sportage, e incluso cuentan con dos alternativas diésel, de 115 CV y 136 CV. La mecánica más interesante quizá es la full-hybrid de 230 CV, además de la versión PHEV de 265 CV, que llegará más tarde, en la segunda mitad del año 2022.

No ha destacado por su aislamiento. Otros rivales se sienten algo más confortables.

Precios del Kia Sportage 2022

El Kia Sportage ya está a la venta en España, y podéis comprarlo en los concesionarios de la marca. Kia no sufre la escasez de chips de otros fabricantes y a priori, no debería tener problemas de entrega inmediata. El Kia Sportage está a la venta por un precio que arranca en 23.500 euros para una versión 1.6 T-GDi de 150 CV de gasolina, con cambio manual y acabado Concept. Para acceder a este precio se tienen en cuenta los descuentos comerciales, descuentos por financiación, y es necesario entregar un coche usado al concesionario de Kia.

La gama se estructura en los acabados Concept, Drive, Tech y GT Line, de menos, a más equipados. El acabado Concept, en verdad, ya es un coche con todo lo necesario para el día a día, pero la vida será más agradable con una versión Drive, que ya incluye sensores de aparcamiento delanteros y traseros, o una pantalla de 12,3" para el sistema de infotainment. Si quieres la doble pantalla de 12,3" tendrás que irte al acabado Tech, mientras que el GT Line se diferencia por su estética exterior e interior más deportiva y agresiva.

Ya se puede comprar el Kia Sportage en España.

Todos los precios, ofertas y equipamiento del Kia Sportage están en Qué Coche Me Compro.

Conclusiones

Resulta muy complicado ponerle peros al Kia Sportage. Ya no es tan barato como antes, pero ofrece mucho más que antes. Es un coche de practicidad intachable e impecable, tecnología punta, buena dinámica y además, muy llamativo. El Kia Sportage ya no es simplemente un SUV con una buena relación calidad-precio, se convierte en uno de los referentes del segmento, y un vehículo que otros fabricantes usarán como vara de medir para desarrollar sus propios productos. Un enorme salto adelante para Kia, que últimamente, parece imparable.

95
FOTOS

Vídeo destacado del Kia Sportage