comscore
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

¿Cómo se ha inspirado Koenisegg en el Mazda MX-5 para crear este Koenisegg Regera?

koenigsegg-regera-mazda-dm-1

¿Cómo es posible que la última creación de Koenisegg, el Koenisegg Regera, se haya inspirado en un modesto roadster como el Mazda MX-5? Sí, el pequeño deportivo de Mazda cuenta con una dinámica de fácil elogio, con una buena dirección, un cambio con un excelente tacto, una grata posición de conducción... pero obviamente la diferencia que existe con un superdeportivo como el Koenisegg Regera es abismal. ¿Por qué dicen entonces en Koenigsegg que se han inspirado en el Miata para dar vida a este morado superdeportivo?

El CEO de Koenigsegg, Christian von Koenigsegg, se ha puesto a jugar a las configuraciones, algo que todos los aficionados al motor hemos hecho en alguna ocasión, aunque la mayoría, claro, no tenemos una marca de coches con nuestro nombre. Esto, el hecho de que el máximo responsable de una marca nos enseñe el coche que ha configurado ya sería digno de noticia, ¿os imagináis a Dieter Zetsche configurando un Mercedes-AMG GT? ¿A Oliver Blume configurando un Porsche 911 cargado de detalles de Porsche Exclusive?

Pero hay más...

Koenigsegg ha compartido en su Facebook el Koenigsegg Regera creado por Christian von Koenigsegg y lejos de quedarse en unas simples fotos en el muro de la marca nos han dado una explicación que justifica la mención al Mazda MX-5 de las primeras líneas de este artículo.

Por un lado tenemos el tono azulado de su carrocería, que queda roto brevemente por una serie de franjas amarillas y por unas llantas con aplicaciones de oro (puesto a mano antes del “barniz” final), una combinación que rinde homenaje a la bandera sueca y como dicen en la propia marca Koenigsegg es una empresa muy orgullosa de su origen sueco.

La referencia al roadster japonés no llega hasta que nos adentramos en su habitáculo, espacio en el que Christian ha hecho un guiño al primer coche que tuvo junto a su entonces novia y ahora esposa: un Miata negro de primera generación que tenía el interior acabado en cuero marrón.

¿Habrá inspirado en algún detalle más la primera generación del Mazda MX-5, aquel Miata negro de tapicería marrón, a Christian von Koenigsegg? Quien sabe, si la normativa de protección al peatón en caso del atropello no hubiera acabado con los faros escamoteables en los 90 quizá hoy tendríamos un Regera con ópticas de este tipo.

Vídeo destacado del Mazda MX-5