CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

4 MIN

La ofensiva eléctrica de Toyota y Lexus, ¿su adiós definitivo al coche de hidrógeno?

Daniel Valdivielso | @valdi92 | 14 Dic 2021
Toyota Ofensiva Electrica 2030 Gama
Toyota Ofensiva Electrica 2030 Gama

Hace apenas unas horas saltaba la noticia: Toyota presentaba un ambicioso plan de expansión con el coche eléctrico a baterías como principal único representante. Con la intención de lanzar nada más y nada menos que 30 modelos 100% eléctricos específicos de aquí a 2030, durante los brillantes planes del gigante japonés tanto para Toyota como para Lexus, echamos en falta el que ha sido una de las tecnologías más defendidas por Toyota: el hidrógeno.

El futuro parece esplendoroso para Toyota. Tras parecer que el fabricante nipón se "dormía en los laureles" respecto al coche eléctrico habiendo sido el pionero en la electrificación, ahora Toyota sorprende al mundo entero con la presentación de unos planes que no dan lugar a dudas: para la marca, el coche eléctrico se ha convertido en el futuro más inmediato y, evidentemente, también en su futuro en un horizonte más lejano.

Sin embargo, entre tanta oleada de lanzamientos y anuncios que tanto Toyota como Lexus han llevado a cabo, la tecnología de impulsión mediante hidrógeno ha pasado completamente desapercibida. Es cierto que el evento estaba directamente diseñado para hablar de vehículos eléctricos alimentados por baterías, pero uno de los anuncios lanzado por Lexus puede darnos una pista de lo que está sucediendo dentro de la marca.

22
FOTOS
VER TODASVER TODAS

¿Es el adiós de la pila de hidrógeno de Toyota?

Recordemos: Toyota es, en la actualidad, el único fabricante junto a Hyundai que ofrece un vehículo de producción equipado con un sistema de propulsión alimentado por hidrógeno. Hablamos del Toyota Mirai, una berlina que se lanzó al mercado en 2014 y que se renovó completamente a principios de este año 2021. Con tecnología de alto nivel, su sistema de impulsión por pila de hidrógeno ofrece una autonomía homologada de hasta 650 kilómetros, una gran cifra para un vehículo que no emplea combustibles fósiles para moverse.

Pese a la insistencia del Grupo Toyota durante años apostando -al menos de cara al público- por la tecnología de hidrógeno, en la presentación de hoy no hemos visto ni rastro de esta tecnología, ni siquiera mención alguna. Para más inri, se ha lanzado un anuncio que comienza a aclarar las cosas: en regiones como Europa, Norteamérica o China Lexus será una marca 100% eléctrica impulsada por coches eléctricos de batería.

Es ahí donde se encuentra el quid de la cuestión: un vehículo impulsado por un motor eléctrico alimentado por una batería no puede ser un coche eléctrico impulsado por pila de hidrógeno, lo que supone una contraposición clara con el argumentario de la marca de lujo de Toyota que, precisamente, ha presentado hace apenas unos días el Lexus ROV, una suerte de buggie premium de disfrute propulsado por hidrógeno.

Los planes de Toyota y Lexus hasta 2030

Las novedades presentadas por Toyota y Lexus hace apenas unas horas son verdaderamente sorprendentes: Toyota ha dado un puñetazo sobre la mesa anunciando el lanzamiento de 30 coches eléctricos de aquí a 2030. Dentro de esos 30 modelos podemos encontrar una completa familia de modelos Beyond Zero, con dos SUV, una berlina, un crossover compacto y un crossover urbano, o auténticos superdeportivos que parecen salidos de un circuito.

No nos olvidamos tampoco de modelos como el Toyota Compact Cruiser EV, una suerte de "mini Toyota Land Cruiser" con estética retro que apunta ya a auténtico superventas, o a modelos de corte industrial como una pick-up que sustituirá a la actual Toyota Hilux.

En cuanto a Lexus, la apuesta es claramente por el dinamismo y el lujo: esperan incluso poder ofrecer tecnología de baterías con electrolito sólido en pocos años con los que impulsar a auténticas bestias como un superdeportivo que heredará el espíritu del Lexus LFA, con más de 700 km de autonomía y capacidad para acelerar de 0 a 100 km/h en el entorno de los 2 segundos.