CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Prototipos

4 MIN

El Lexus LF-Z Electrified nos anticipa el voluptuoso futuro eléctrico de Lexus

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 30 Mar 2021
Lexus Lf Z Electrified 12
Lexus Lf Z Electrified 12

En vuestras pantallas estáis viendo al nuevo Lexus LF-Z Electrified. Se trata de un prototipo, que en la forma de un crossover premium eléctrico de generosas dimensiones, anticipa el lenguaje de diseño de Lexus para su futura gama de coches eléctricos. El LF-Z anticipa el que podría ser uno de los buques insignia de su gama en 2025, una alternativa 100% eléctrica a coches como el Lexus RX. Lo primero que debemos dejar claro es que este prototipo juega sobre seguro: es un concept relativamente conservador, y muchas de sus soluciones llegarán a producción.

Está construido sobre una nueva plataforma modular para coches eléctricos, una plataforma que compartirá con otros vehículos del Grupo Toyota. Este prototipo presume de una batería de 90 kWh de capacidad, conectada a dos motores eléctricos. Una configuración clásica de coche eléctrico, con la que sería, sobre el papel, capaz de lograr una autonomía de 600 km. A nivel técnico, la gran innovación es el sistema Direct4, en el que los dos motores eléctricos pueden variar la entrega de potencia rueda a rueda - en su propio eje, lógicamente - en tiempo real.

55
FOTOS
VER TODASVER TODAS

A nivel técnico, los futuros eléctricos de Lexus estarán construidos sobre una plataforma modular tipo "monopatín".

Esto permite un control completo de la entrega de potencia, especialmente importante a la hora de negociar zonas reviradas o conducir de forma deportiva. A este sistema de vectorización de par completamente variable se une una dirección by-wire, que ha reemplazado el volante tradicional por un control similar al joystick de una avioneta - sí, un volante similar de aro recortado casi idéntico al de los nuevos Tesla Model S y Tesla Model X. Este sistema cuenta con asistencia y desmultiplicación completamente variables.

Su respuesta es relación directa del modo de conducción y estilo de conducción que practiquemos: en el vídeo, Lexus demuestra que con giros de 90 grados el coche es capaz de negociar un slalom sin dificultad. A nivel estético, la gran novedad es que la marca prescinde de su calandra frontal, pero deja sus marcos en su lugar, y sigue acompañando su diseño con grandes aberturas laterales. En su perfil lateral las llantas y pasos de rueda de gran tamaño son protagonistas, además de nervios laterales y una cintura alta, extremadamente marcada.

El difusor trasero aporta la personalidad trasera que la óptica LED y el emblema le hacen perder.

Un quiebro bajo la puerta trasera juega un cierto paralelismo con el pilar C, enmarcado por un techo en contraste. La zaga es la parte que menos nos gusta de su diseño, no por estar menos lograda, si no porque Lexus ha caído de lleno en dos de las modas de diseño más vistas de la actualidad: un LED que atraviesa el coche de lado a lado y el nombre de la marca, deletreado a gran tamaño. Creo que una marca como Lexus no necesita recurrir a estos artificios para mantener su lujoso estatus premium. Por último... ¡fijaos en su antena en forma de aleta!

En el habitáculo, Lexus aplica la filosofía Tazuna, para conectar al conductor con la máquina. Siguiendo la conexión de un jinete con su montura, coloca a una altura relativamente baja la instrumentación y pantallas de infotainment, dejando al alcance de nuestras manos los controles esenciales - además de aislar del resto del habitáculo la posición de conducción del piloto. Para el año 2025, Lexus habrá lanzado al mercado al menos 10 vehículos 100% eléctricos, una estirpe que ha comenzado con el Lexus UX 300e.

El futuro de Lexus pasa por la armonización de SUV y berlinas en una lujosa carrocería crossover.