A contracorriente: Mazda dice no al downsizing con un nuevo 1.8 Skyactiv-D diésel

 |  @sergioalvarez88  | 

Nos encanta que Mazda nade a contracorriente en esta industria del automóvil de hoy en día, tan llena de vaivenes y de tendencias aparentemente inamovibles. Mazda va por su cuenta: en vez de apostar por el downsizing extremo de otros fabricantes, apostó por motores atmosféricos de cilindrada más alta, con consumos reales envidiables. Los de Hiroshima están apostando todo a la combustión interna y están incluso desarrollando un motor capaz de funcionar con gasolina, empleando un encendido por compresión – el Skyactiv-X. En Mazda tampoco parecen listos para “abandonar el diésel”, como otros fabricantes.

De hecho, acaban de anunciar el lanzamiento de un nuevo motor turbodiésel de 1,8 litros. Un Skyactiv-D de nueva factura que reemplaza al 1.5 Skyactiv-D que hasta la fecha disfrutaban modelos como el Mazda 3 o el Mazda CX-3. La presentación de este propulsor ha sido contextualizada en el lanzamiento del renovado Mazda CX-3 en su mercado doméstico japonés. El lavado de cara del Mazda CX-3 es extremadamente ligero a nivel estético, centrándose en unas nuevas ópticas traseras LED, una calandra ligeramente actualizada y un color nuevo para la carrocería, llamado Soul Red Crystal.

El renovado Mazda CX-3 se pondrá a la venta en Europa en el tercer trimestre del año.

Nuevas tapicerías y un ligero rediseño de la consola central – ahora con freno de mano eléctrico – completan las actualizaciones de interior y exterior del Mazda CX-3. Más importante es lo que no se ve. El nuevo motor 1.8 Skyactiv-D ha sido diseñado con la normativa Euro 6d-Temp en mente, así como el ciclo de consumos WLTP con medición de emisiones en condiciones reales de circulación. Este propulor desarrolla 116 CV de potencia y 270 Nm de par motor. Su par es igual al del diésel de 1,5 litros anterior, pero su potencia aumenta en 11 CV. Pese a su mayor cilindrada y potencia, es más eficiente.

La marca no ha anunciado aún datos de consumo, pero el anterior 1.5 Skyactiv-D consumía solamente 4,0 l/100 km, según el ciclo combinado NEDC. El nuevo diésel de 1,8 litros tiene una fricción interna aún más reducida. También podremos encontrar este motor en los futuros Mazda 3 y Mazda 6 – aunque el protagonismo en los primeros será del revolucionario Skyactiv-X de nuevo cuño. Por su parte, el motor de gasolina de 2,0 litros renueva su presencia en el Mazda CX-3, con un nuevo diseño de inyectores y pistones, sin requerir un filtro de partículas para cumplir la normativa Euro 6d-Temp.

La suspensión del Mazda CX-3 recibe una nueva puesta a punto para una conducción más emocionante.

Una vez más, Mazda nos demuestra que no tiene miedo de las tendencias del mercado. Ni planean abandonar el diésel ni planean reducir cilindradas hasta el absurdo. En Mazda nadan a contracorriente, y les va bien.

Lee a continuación: El Mazda CX-3 es uno de los mejores coches de su segmento, un gran “anti Hyundai Kona” y está en oferta

Diseño dinámico y unas posibilidades de equipamiento muy amplias definen al nuevo Mazda CX-3. Puede equipar tracción total, algo que no suelen ofrecer todos los rivales

  • Oliver

    Mucha cilindrada para lo que estila hoy, pero recordemos que hace 30 años el Peugeot 205 diésel (y el Citroën Visa, y la Citroën C15) usaba un motor de 1.769 cc. Y eran auténticos mecheros.

    • ANTONIO

      Y esos motores fueron lo mejor de lo mejor, inclusive marcas de la competencia montaban o montan motores Peugeot hoy dia.

    • Rager

      Y eso que eran atmosféricos.

  • Leonmafioso

    Si en algo he de halagar a los japoneses de Hiroshima es que saben en lo que se meten y saben diseñar buenos motores.

  • SLE96

    Bravo por Mazda, los demás fabricantes estan a años luz

Diseño dinámico y unas posibilidades de equipamiento muy amplias definen al nuevo Mazda CX-3. Puede equipar tracción total, algo que no suelen ofrecer todos los rivales