CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

3 MIN

El espíritu de los ochentas más yuppies es el Mercedes 560 SEC 6.0 de AMG

© 2020 Rm Sothebys

El término yuppie se acuñó en los ochenta para definir, de forma un tanto despectiva, a jóvenes profesionales obsesionados con el éxito laboral, con salarios demasiado altos y una gran obsesión por lo material. Una figura que la crisis que llegó en los años noventa se encargó, en parte, de eliminar. Si hay un coche que representa fielmente ese espíritu del exceso materialista, de la ostentación propia de la época, es el Mercedes 560 SEC 6.0 Widebody de AMG. Un fascinante viaje en el tiempo a los tiempos del capitalismo más salvaje.

Y sí, a un servidor le encantan este tipo de coches. No solo tengo debilidad por los Mercedes de los ochenta, tengo aún más debilidad por el tuning de la época. Es historia viva del automóvil, se mire como se mire. El ejemplar que hoy os enseñamos fue creado por AMG en 1989, en una época en la que aún era un preparador completamente independiente a Mercedes. De hecho, existen preparaciones de AMG de la época para coches Mitsubishi, sin ir más lejos. Está basado en uno de los mejores coupés de lujo de la época, el Mercedes S126, en su versión 560 SEC.

AMG se especializaba en preparaciones mecánicas. La estética era importante, pero no tanto.

38
FOTOS
VER TODASVER TODAS

De serie, estábamos hablando de un carísimo coche, tope de gama absoluto en la marca por el entonces. El equivalente en dos puertas a un Mercedes Clase S. La versión 560 SEC montaba un V8 de 5,6 litros e inyección mecánica, con una potencia máxima de 300 CV. Asociado a un cambio automático de convertidor de par y cuatro relaciones, este tanque de cuatro plazas y 1.750 kilos se propulsaba hasta los 250 km/h sin esfuerzo. En su interior, el cuero y la madera alcanzaban todos sus recovecos, con el confort por bandera. Al menos, hasta que llegó AMG.

AMG sabía que tenía una base privilegiada para desarrollar su creatividad, además de obtener pingües beneficios. En su momento, una preparación de AMG tan completa como esta, doblaba el precio del coche de partida. Lo más llamativo es el kit de carrocería Widebody, que incluye pasos de rueda ensanchados, nuevos paragolpes deportivos y taloneras, e incluso un discreto spoiler. En la parte trasera, solo un logotipo de AMG deja ver que estamos ante un coche especial. Llantas de garganta profunda, 17 pulgadas y diseño icónico cierran el circulo visual.

El equipo de frenado también mejoraba, con pinzas de cuatro pistones y suspensión Bilstein.

En el habitáculo estamos hablando de detalles, más que de grandes cambios. Una nueva instrumentación de fondo blanco y un nuevo volante son los dos más llamativos, pero también hay placas numeradas y vanos de puerta específicos. Sin embargo, era bajo el capó donde había sorpresas. El M117 era transformado por AMG en un colosal monstruo de 385 CV de potencia, entre otras cosas gracias a un aumento de la cilindrada hasta los 6,0 litros, la instalación de una nueva línea de escape, y modificaciones en admisión, árboles de levas y culatas, que eran completamente nuevas. La transformación era profunda.

Era un coche capaz de dejar atrás a muchos superdeportivos de la época, con una potencia digna de un superdeportivo. El ejemplar en cuestión será subastado próximamente por RM Auctions, y fue encargado por un cliente japonés a AMG en el año 1989. Tiene solamente 90.400 kilómetros y está en un estado absurdamente original. Estamos seguros que superará con mucha facilidad los 100.000 euros cuando sea subastado el próximo 22 de enero en Arizona.

Fuente: Carscoops En Diariomotor: