Mercedes-AMG E 63 Estate: un familiar de 2 toneladas con más de 600 caballos y modo drift

 |  @HerraizM  | 

La familia AMG crece. Mercedes ha ampliado la gama del Mercedes Clase E (ver todos los detalles del Mercedes Clase E 2016) para dar rienda suelta a un Mercedes Clase E Estate realmente salvaje, un coche familiar capaz de superar la barrera de los 600 caballos, se dice pronto. Ya conocemos la receta, la vimos con la berlina y te la contamos en el artículo “Mercedes-AMG E63, sí, el primer Clase E de la historia con más de 600 CV tendrá Drift Mode”, pero ahora todo el potencial de AMG se ha condensado en la variante familiar dando vida así al Mercedes-AMG E 63 4Matic+ Estate y la versión aún más salvaje “S”. Hora de conocer todos los detalles de la alternativa al Audi RS6 de Mercedes.

Empecemos por el ingrediente principal: su motor V8

A estas alturas ya no os vamos a sorprender al contaros que bajo el capó de este Mercedes Clase E se esconde un motor V8 biturbo de 4 litros de cubicaje, lo hemos visto en el Mercedes-AMG GT, en las versiones más deportivas del Mercedes Clase C… es, en definitiva, la mecánica encargada de animar a los últimos lanzamientos de los de Affalterbach.

Este propulsor nos propone, en el caso del Mercedes Clase E, una potencia de 571 caballos para la versión normal y de 612 caballos en la versión S, contando con un par de 750 Nm y de 850 Nm respectivamente.

La potencia se gestiona a través de una caja de cambios automática de doble embrague y 9 velocidades, debidamente afinada por AMG y lista para enviar a las cuatro ruedas toda la potencia del V8, contando, gracias a la afinada gestión de su entrega, con un modo “Drift” en la versión S.

Sorprende encontrarnos que este familiar, con un peso de 2 toneladas (1.985 kg en la versión normal, 1.995 kg en la versión S), es capaz de marcar un 0 a 100 km/h de 3.6 segundos y 3.5 segundos respectivamente.

Mejoras en su puesta a punto: hablemos de suspensiones, frenos…

El Mercedes-AMG E 63 Estate tiene un maletero de 640 litros que puede aumentar hasta los 1.820 litros si plegamos los asientos posteriores.

El Mercedes-AMG E 63 Estate cuenta con un diferencial autoblocante mecánico que se torna electrónico al dar el salto a la versión S, contando también en esta versión con unos apoyos dinámicos capaces de adaptar su dureza a la conducción que estamos llevando a cabo, volviendo al conjunto más rígido y directos o más cómodo y suave cuando así lo deseemos.

Su suspensión es neumática brindándonos así, de nuevo, esa dualidad tan propia de los deportivos de hoy en día, cómodos en el día a día, bien afinados en una conducción deportiva.

Su dirección también ha sido debidamente revisada por AMG, regulable a través de los diferentes modos y claro, también sus frenos, encontrándonos con unos discos de 360×36 en el eje delantero de la versión “normal”, de 360×24 en el tren posterior, que aumentan hasta los 390×36 en el eje delantero de la versión S. Por supuesto si no tenemos suficiente podemos recurrir a los discos carbocerámicos opcionales, que además de su nueva composición también cuentan con un tamaño mayor.

Además debemos tener en cuenta que el coche ha ensanchado, ha aumentado en 27 mm su anchura entre las nuevas llantas AMG y la mayor anchura de vías.

¿Pasará desapercibido? ¿Qué ocurre con su estética?

Desde luego no creo que lo haga, no creo que sea posible pasar desapercibido con el ronquido de su V8 y el sistema de escape debidamente afinado por AMG.

Los pasos de rueda más anchos, los nuevos paragolpes y taloneras, que si el difusor y esas cuatro salidas de escape… Por muchos paquetes AMG que se vendan con las versiones “normales” del Mercedes Clase E Estate esta versión seguirá haciendo evidente el hecho de que bajo el capó, bajo su piel, hay algo más…

Lee a continuación: Este Mercedes 200 D W124 supera el millón de kilómetros: ¿pero cuánto gastó su propietario en mantenimiento y combustible?

Solicita tu oferta desde 45.700 €
  • patagon

    uno de mis sueños seria tener un auto familiar con apariencia discreta que esconda algo como este mercedes, que pasadas de autos