CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

4 MIN

Mercedes-AMG E Performance: así serán sus eléctricos e híbridos enchufables de cuatro y ocho cilindros

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 31 Mar 2021
Meet Mercedes Digital. Stuttgart, March 2021 Meet Mercedes Digital. Stuttgart, March 2021
Meet Mercedes Digital. Stuttgart, March 2021 Meet Mercedes Digital. Stuttgart, March 2021

El futuro de los coches deportivos de Mercedes-AMG será 100% eléctrico, como acabará ocurriendo con la mayor parte de coches deportivos del futuro - aunque los combustibles sintéticos podrían revertir esta tendencia. Hasta que la completa electrificación llegue a Mercedes-AMG, la filial deportiva de Mercedes lanzará al mercado híbridos enchufables de altos vuelos. AMG acaba de presentarnos su submarca E Performance, en la que englobará a estos deportivos electrificados. Además, nos cuentan cómo serán sus híbridos enchufables de cuatro y ocho cilindros.

Vamos al grano. El primer coche híbrido enchufable de Mercedes-AMG será un Mercedes-AMG GT de cuatro puertas, cuya denominación comercial llevará el número "73" en su parte trasera. Este vehículo combinará el conocido motor V8 Biturbo M177 de AMG con un motor eléctrico capaz de desarrollar hasta 204 CV de potencia y 320 Nm de par motor. Este motor eléctrico está situado en el eje trasero del vehículo, y lo alimenta de forma directa e independiente al motor térmico, que canaliza su potencia a través de un cambio AMG Speedshift de nueve relaciones.

54
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Los híbridos enchufables de Mercedes-AMG homologarán unas emisiones muy bajas, pero serán realmente deportivos.

Este propulsor eléctrico estará conectado a una transmisión de dos relaciones - la segunda relación será engranada a los 140 km/h - para garantizar la máxima aceleración en toda circunstancia. Beberá energía de una batería de nuevo desarrollo, denominada AMG High Performance Battery (HPB). Creada a partir de los desarrollos de la Fórmula 1, tiene 560 celdas, refrigeración líquida y 6,1 kWh de capacidad. Situada sobre el eje trasero, a buen seguro robará espacio de carga, pero su función es mucho más importante que eso.

Su función es alimentar de energía al motor eléctrico trasero, que será capaz de mover por sí solo al coche a velocidades de hasta 130 km/h. Además, le permitirá unos pocos km de autonomía en modo 100% eléctrico, pero a tenor de su capacidad, no llegará a los 40 km necesarios para granjearle la etiqueta CERO de la DGT. Esta batería de 400 voltios y refrigeración líquida será capaz de ofrecer al motor eléctrico su potencia pico de 150 kW durante 10 segundos y tanto su carga como su descarga serán especialmente eficientes y rápidas.

La batería AMG High Performance Battery (HPB) solo pesa 89 kilos, y tiene una densidad energética de 1,7 kW/kg.

Además de las clásicas estrategias de gestión de energía de los híbridos enchufables, esta batería contará siempre con reserva de carga para garantizar la máxima aceleración en todo momento. De la mano del motor V8 Biturbo y el motor eléctrico del eje trasero, este híbrido enchufable desarrollará, de forma combinada, al menos 816 CV y al menos 1.000 Nm de par. Según AMG, hará el 0 a 100 km/h en menos de tres segundos, convirtiéndose en el Mercedes de calle más potente de la historia, y la berlina enchufable más potente de la historia.

Este mismo hardware también será empleado en la futura versión AMG del Mercedes Clase C. Pero con una diferencia fundamental: su motor térmico será el M139 de cuatro cilindros, un motor que ya desarrolla 421 CV en su actual iteración más potente. La gran novedad es que el turbocompresor de este motor será eléctrico, eliminando el lag en la entrega de potencia del motor térmico. La potencia combinada de este Mercedes-AMG C 63 enchufable será de al menos 640 CV, garantizando un rendimiento y prestaciones superiores a las del V8 Biturbo previo.

La separación de motor térmico y eléctrico permite que el par combinado sea muy superior al que sería integrando ambos motores en una misma unidad.

A mayores, y de cara a un futuro más a medio plazo, Mercedes-AMG comenzará a usar la plataforma EVA de Mercedes, que compartirán coches como el Mercedes EQS o el Mercedes EQE para crear sus propios eléctricos deportivos, con un tren de rodaje propio de lo que se espera de AMG. Además, esta plataforma permitirá recarga rápida en corriente continua a potencias de hasta 200 kW. Será entonces cuando Mercedes-AMG tenga un coche eléctrico capaz de competir de tú a tú con máquinas como el Porsche Taycan o el Audi RS e-tron GT.