Los V6 de Mercedes-AMG: el fin de la filosofía “un hombre, un motor” no es ningún drama

 |  @davidvillarreal  | 

Ya ha pasado más de un año desde que Mercedes-Benz tomase una decisión que es más importante de lo que parece, la de lanzar una gama Mercedes-AMG modesta, menos exclusiva y si me permites el adjetivo, incluso descafeinada. Hasta ahora, cuando abríamos el capó de un Mercedes-AMG – ya fuera un V8 o el cuatro cilindros de un Mercedes-AMG A 45 – no solo nos encontrábamos con el emblema AMG en la cubierta del motor, sino incluso una placa con la firma del técnico que había ensamblado el motor en Affalterbach, en los cuarteles de AMG. Pero entonces Mercedes tomó la decisión, con mucho sentido comercial de ampliar la gama Mercedes-AMG con los productos que hasta hace poco habíamos conocido como AMG Sport. Pero con ella también se marcharía la filosofía “un hombre, un motor”. Un acontecimiento que en cualquier caso no es ningún drama.

Estos días hemos estado probando precisamente uno de los últimos productos de esta nueva línea de Mercedes-AMG, un Mercedes-AMG C 43 Cabrio. Al abrir el capó nos encontramos con lo que puedes ver en la imagen a continuación, con el enorme bloque de un motor V6 Biturbo, oculto bajo una cubierta de plástico con la estrella de Mercedes-Benz. Pero ni rastro del emblema de AMG, y aún menos de la placa que nos recuerda a quién deberíamos pedir explicaciones si el motor muriera prematuramente por un problema de fabricación, cosa que ha de ser altamente improbable.

De hecho, y precisamente por este último comentario, para AMG la filosofía “un hombre, un motor” no tenía únicamente que ver con ofrecer un producto con cierto toque artesanal, por decirlo de alguna forma, sino sobre todo como una garantía adicional para el cliente.

Los productos hasta ahora conocidos como AMG Sport, pasan a ser considerados Mercedes-AMG, empleando motores que han sido producidos en “masa” por Mercedes-Benz y no bajo la filosofía “un hombre,
un motor” de AMG

Más adelante os hablaremos del Mercedes-AMG C 43 Cabrio y de por qué la estrategia seguida por la marca es un acierto, aún teniendo en cuenta que supondrá que veamos en la calle productos firmados por AMG con motores que no han sido ensamblados por AMG, ni siguiendo esta filosofía.

Creedme que se pueden crear grandes deportivos sin necesidad de un motor V8, de uno de los pata negra de AMG, ni un enorme despliegue de potencia. Y que si hubiera probado a ciegas este coche, y alguien me hubiera dicho que el motor ha sido ensamblado y puesto a punto por AMG, me lo hubiera creído. Es más, no nos cabe la menor duda de que el V6 biturbo empleado por los Mercedes-AMG “43” es uno de los mejores motores de la marca, uno de nuestros favoritos y quizás uno de los mejores sobrealimentados por turbo con mejor respuesta que he probado.

No olvidemos, por otro lado, que al menos en la gama deportiva del Mercedes Clase C, sus productos más potentes y deportivos, que sí mantienen su motor V8, han de competir con los motores de seis cilindros de su competencia. Por un lado tenemos a un Audi RS5 con motor V6 Biturbo, y por el otro con un seis en línea, el del BMW M4.

Incluso los Mercedes-AMG de “pata negra” de la gama Mercedes Clase C, los V8,
han de competir con los motores de seis cilindros de la competencia, el V6 Biturbo del Audi RS5 y el seis en línea del BMW M4

Al respecto de este motor V6 biturbo os diremos que entrega 367 CV de potencia. Eso lo sitúa en el rango de potencias o, mejor dicho, por encima, de Audi S5 y BMW 440i. Es un motor que ha sido desarrollado con tecnologías para reducir la fricción, como la cubierta de los cilindros NANOSLIDE y un sistema biturbo que no solo está pensado para alcanzar la potencia que entrega, sino sobre todo para mejorar la respuesta y asegurar que sea todo lo progresivo que nos gustaría que fuera un motor así.

Dicho lo cual no me parece, ni mucho menos, que sea un drama el empleo en estos Mercedes-AMG de un motor producido en una línea de montaje, y no ensamblado a mano por un operario de AMG. Acerca del resto, de lo que nos ha gustado, y lo que no, del Mercedes-AMG C 43 Cabrio, os hablaremos en los próximos días.

Sobre el Mercedes-AMG C 43 Cabrio

Lee a continuación: ¿Hay un Mercedes-AMG C 63 R, con 585 caballos, en camino?

Solicita tu oferta desde 35.950 €
  • Leonmafioso

    Perdieron su identidad.

  • Daniel Vázquez Rueda

    Mercedes-benz hace mucho tiempo que ni ella misma se reconoce. Mi padre trabajó en la fábrica de Sttugart de Mercedes en Alemania durante 15 años, y siempre me decía lo mismo: los Mercedes son coches fabricados y diseñados para ser los mejores, para durar y con personalidad e identidad propia.
    Hoy no se puede decir lo mismo. Es otro mero producto de usar y tirar. Si no que dentro de 25 años y varios cientos de miles de km alguien compare éste C43 “amg” cabrio, con un clk 430 cabrio de finales de los 90 por ejemplo. Si es que este coche llega a los 25 años…

    • X 2.0

      Completamente de acuerdo en todo los que dices. Para mi Mercedes está muerta desde que desapareció el clase C de la anterior generación, que fue el último mercedes respetable. Y si me das a escoger por épocas, sin duda me quedo con los Mercedes de los 80.

  • X 2.0

    Ya no se molestan ni en hacer una cubierta un poco mas bonita, ni que decir que el ajuste de la forma de la capota tiene un ajuste pésimo para el dinero que vale este coche.

    Sigo pensando que esta marca está cagandola a pasos agigantados, una pena. Se creen que todo se soluciona con difusores cutres, tomas de aire falsas y colas de escape de Norauto.

    Estos Mercedes, que se los queden los que los compren. A mi que me den un modelo de los 80 o 90, que tienen una calidad y un porte incuestionables, y encima valen 4 euros.

  • Daniel Vazquez Rueda

    Debería de llamarse Renault-benz. Creo que todo aquel que tenga un poco de memoria de los mercedes de los 80 y 90 sabrá que eran coches estudiados y diseñados hasta la última tuerca.
    Hoy viven de la fama y la imagen de 4 plásticos cromados. Como dice el refrán: “cria fama y echate a dormir”.
    Ojalá cambien y vuelvan a lo que eran, una gama más reducida, más calidad, a la vanguardia en tecnología, motores y materiales, una marca más exclusiva a fin de cuentas… y que por favor… se quiten de al lado a los franceses… porque eso de montar un motor renault en un mercedes… prefiero antes el Dacia al mercedes.

  • requiem2es

    Es todo marketing ahora, incluso sin respetar lo que hace a cada marca única. Para mi gusto es perder la esencia que un dia te hizo respetable.

    Soy un afortunado poseedor de un C63 AMG del modelo anterior, y cuando veo los modelos actuales todos con “chapita” AMG, sea un coche puesto a punto o modificado por AMG o no, realmente es para echarse a llorar (irónicamente). Qué más da si compras un Mercedes V6 Turbo donde todo ha sido fabricado por Mercedes ? No. Tiene que ser Mercedes AMG porque sino “es una patata de coche” …. Por favor, que un Mercedes sea AMG o no ya es un cochazo de por sí !!!

    La gente compra un coche hoy por la “marquitis”, o la “titulitis”, y no ven el coche en sí. Se podrían comprar un Lamborghini con motor 1.4 Turbo y tres cilindros en línea y les da igual… Lleva la “chapita” de Lamborghini, no ? Pues eso es lo que cuenta.

    Además del C63 AMG tengo un BMW Z3 3.0i. Motor de 6 cilindros en línea y 231 CV. Pero el motor y el chasis no han sido fabricados y puestos a punto por BMW Motorsport… Pues nada, “es una patata” … Lo mejor será que me lie a ponerle chapitas con la ///M por todo el coche para que así sea “más coche”…

    En fin, sólo nos queda ver cómo Ferrari empieza a fabricar coches con motores 2.0 Turbo para poder venderlos asequibles porque claro, el ciudadano normal de a pie no puede permitirse un Ferrari V8.

    Saludos.