comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Prototipos

2 MIN

Mercedes-Benz Vision EQS: la berlina deportiva, en clave eléctrica

Mercedes Benz Vision Eqs 2019 Mercedes Benz Vision Eqs 2019

La movilidad eléctrica sigue creciendo, y éste Salón de Frankfurt se ha convertido en el mejor exponente de esta tendencia. Mercedes-Benz ha dado un gran paso, presentando en la muestra alemana el Mercedes Vision EQS, un prototipo que adelanta las líneas de su nueva berlina deportiva, con un diseño muy atractivo y un sistema de propulsión 100% eléctrico.

El Mercedes Vision EQS adelanta lo que para la firma de la estrella significará el segmento de las berlinas de lujo 100% eléctricas, en un claro guiño a modelos como el Porsche Taycan o el futuro Audi e-tron GT. El Mercedes Vision EQS, por tanto, apunta a convertirse en uno de los contendientes más duros del creciente segmento de las berlinas electrificadas.

El diseño del Mercedes Vision EQS es, como no podía ser de otra manera en un prototipo desvelado en un salón del automóvil, absolutamente espectacular, aunque aún no se pueden sacar muchas conclusiones respecto a sus líneas, más allá de sus trazos maestros que, sin lugar a dudas, tendrán su espacio en el modelo de producción, que se espera para 2021.

11
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Su interior también es demasiado futurista para darle demasiada credibilidad aunque, eso sí, elementos como la consola central formada por una gran pantalla o el salpicadero de aspecto continuo son elementos que comenzarán a verse de forma efectiva en la próxima generación del Mercedes Clase S, prevista para el año que viene.

A nivel técnico el Mercedes Vision EQS se construye sobre una plataforma pensada de base para acoger sistemas eléctricos, de forma que se utilizará en el futuro para desarrollar modelos 100% eléctricos. Utiliza dos motores eléctricos, uno por cada eje, capaces de desarrollar más de 350 kW (475 CV) que, además, se distribuyen de forma inteligente entre las ruedas de cada eje para maximizar la tracción y el dinamismo.

Se alimentan a través de una batería ion-litio que, según Mercedes, ofrece más de 700 kilómetros de autonomía WLTP, una cifra más que destacable que además, se combina con la capacidad de cargar bajo potencias de hasta 350 kW, lo que le permite recuperar el 80% de autonomía en 20 minutos.