CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Todoterrenos

3 MIN

El Mercedes Clase G que no puedes comprar es el verdadero rival del Ineos Grenadier

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 4 Oct 2021
Mercedes Clase G W464 P
Mercedes Clase G W464 P

El Ineos Grenadier es el 4x4 del año, con toda seguridad. Es el verdadero sucesor espiritual del Land Rover Defender original y nos morimos de ganas de probarlo, como seguramente entenderás. De hecho, ya hemos podido copilotarlo, y hemos publicado un completo vídeo al respecto. No obstante, por mucho que nos guste el Ineos Grenadier, nos hemos de rendir al "nuevo" Mercedes Clase G W464. Tras este código interno se encuentra la nueva generación del Mercedes Clase G para uso militar y/o profesional, un Clase G sin adornos ni lujos, enfocado al mejor rendimiento off-road.

El W464 podría parecer un coche completamente nuevo, pero su denominación nos estaría engañando. El W464 está basado en el Mercedes Clase G W463 - la actual iteración del Clase G - que a su vez sigue estando basado en el Mercedes Clase G lanzado al mercado en el año 1979. De hecho, a juzgar por su calandra y algunos de sus paneles, nos queda claro que "lo de W464" es un formalismo técnico. Ni siquiera incorpora los detalles estéticos de los lavados de cara sufridos por el 4x4 de Mercedes durante la última década. No obstante, en este caso, es una gran noticia.

Está destinado a usos militares u oficiales. Las fuerzas de defensa australianas los han utilizado desde hace décadas.

Porque se trata del Mercedes Clase G más puro, más espartano y más fiel a su origen. Y es que los W464 no están destinados a uso civil: son fabricados y vendidos por Steyr a ejércitos y organismos oficiales. Es por ello que llevan llantas de solo 17 pulgadas con neumáticos off-road, pasos de rueda protegidos en plástico, una calandra de plástico y paragolpes metálicos. El esnórquel es de serie, al igual que unos espejos retrovisores propios de un camión. Este Clase G se vende en configuración de cinco puertas y en configuración chasis-cabina, con solo dos puertas.

La única concesión a la modernidad es, aparentemente, sus faros LED. A nivel técnico, retienen el triple bloqueo de diferenciales y a tenor de las imágenes, no cuentan con suspensión delantera independiente, si no que mantienen un esquema de doble eje rígido - más robusto para usos extremos. Lo que sí cambia de forma sustancial es la mecánica: se ofrecen sólamente en versión G 350 d. Es decir, montan un motor de seis cilindros en línea y tres litros de cubicaje. Este motor desarrolla 249 CV y 600 Nm de par motor, cifras ligeramente inferiores a un G 350 d civil.

Es menos potente que un G 350 d civil. Se busca la fiabilidad de un motor menos "apretado".

El propulsor se asocia a un cambio automático de ocho relaciones, no al 9G-Tronic de los Clase G W463. Con todo, es una mejora tremenda con respecto al anterior Clase G militar, cuyo motor 3.0 V6 turbodiésel desarrollaba solamente 184 CV. Otra característica interesante es que el sistema eléctrico del coche es de 24 voltios, pero no lo es porque el vehículo sea un mild-hybrid. Lo es para poder soportar una serie de accesorios de a bordo, como sistemas de comunicación militar o sistemas de iluminación de gran potencia.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Whichcar

Vídeo destacado del Mercedes Clase G