Mercedes-Maybach G 650 Landaulet: una oda al exceso limitada a 99 unidades

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Ante ustedes, una de las novedades de Mercedes de cara al Salón de Ginebra. Es el imponente y excesivo Mercedes-Maybach G 650 Landaulet. Es la primera vez que Daimler aplica el apellido Maybach a un todoterreno, y lo hacen con otra propuesta descapotable, conservando el lujo y opulencia que caracteriza a su submarca, como ya demostraron en el Mercedes-Maybach S 650 Cabriolet. El Mercedes-Maybach G 650 Landaulet está basado en el Mercedes G 500 4×4² de batalla larga, pero estrena una carrocería tipo Landaulet, en la que los pasajeros de la fila trasera pueden disfrutar de la circulación a cielo abierto.

Superlativo en lujo, capacidades y dimensiones

Como el resto de Mercedes Clase G, será producido por Magna Steyr en Austria, pero con una orientación mucho más lujosa.

El Mercedes-Maybach G 650 Landaulet es superlativo. Mide 5,34 metros de longitud, 2,23 metros de alto y tiene una batalla de 3.428 milímetros. Gracias a haber heredado el tren de rodaje del Mercedes G 500 4×4², tiene una altura libre al suelo de casi medio metro - cuando un SUV normal apenas llega a los 20 centímetros - y comparte con él sus ejes reforzados con engranajes tipo pórtico, así como un ancho de vías notablemente ensanchado. Aunque sus capacidades off-road sean absolutamente impecables - tiene tres bloqueos de diferencial y reductora - es un coche que rara vez escapará del asfalto.

 title=

Porque el Mercedes-Maybach G 650 Landaulet posiblemente sea protagonista de la ostentación por parte de sus futuros dueños. Y en parte no les podemos culpar, ya que Mercedes ha creado este todoterreno con sólo la exclusividad y el derroche en mente. Además de limitar su producción a 99 unidades, las ha equipado con detalles exclusivos, como pasos de rueda en fibra de carbono, pintura especial multicapa o unas llantas cromadas de 22 pulgadas con neumáticos todoterreno en medidas 325/55 R 22. De forma bastante maestra combina las líneas duras del todoterreno con una imagen más sofisticada y lujosa.

La capota trasera es de lona y es de accionamiento eléctrico, controlable también desde las plazas traseras.

Este Mercedes Clase G de lujo es un cuatro plazas, que se disfruta especialmente sentado atrás. Los dos pasajeros de la fila trasera disfrutan de enormes butacones, reclinables casi al completo, con apoyo para los gemelos y funciones de masaje. Están separados de las plazas delanteras mediante una pantalla de cristal. El espacio requerido para ir prácticamente tumbados es posible gracias a su batalla, 578 mm más larga con respecto a un Clase G largo. Además, disfrutan de dos pantallas individuales de 10 pulgadas para reproducir contenidos digitales y de un portabebidas con funciones tanto de refrigeración como de calentamiento.

 title=

Lo único que echarán de menos los pasajeros de las plazas traseras es extraer el máximo rendimiento al motor de esta bestia. Es un 6.0 V12 Biturbo, con 630 CV de potencia y un mareante par máximo de 1.000 Nm. Mercedes ha anunciado que comenzará las ventas de este lujoso todoterreno descapotable - a caballo entre un Clase S y un 4x4 extremo - en otoño, a un precio aún desconocido. En el Salón de Ginebra podremos verlo en directo.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Filtrado! Así es el Mercedes-Maybach G 650 Cabriolet, un Clase G descapotable con motor V12 y 630 CV de potencia

Ver todos los comentarios 9