“Milano 77”: clásicos italianos y sabor retro para un corto que no puedes perderte

 |  @sergioalvarez88  | 

Kidston SA es una de esas empresas de ensueño, en las que cualquier aficionado a los coches amaría trabajar. Es un concesionario de clásicos de lujo, dirigido por el heredero de una familia vinculada al motor y la competición desde hace décadas. Además de vender exclusivos y carísimos clásicos, en Kidston se dedican a producir cortos por amor al arte. Uno de ellos es el conocido “Wolf of the Autostrada”, del que ya nos hicimos eco en Diariomotor. En este 2019 acaban de estrenarse lanzando “Milano 77”, un corto inspirado en los años 70 con protagonistas automovilísticos de excepción.

La historia tras este corto es similar a la de cualquier película de mafiosos y robos, pero con un claro énfasis en los coches. De hecho, el protagonista es un cotizado Lamborghini Countach LP400 “Periscopio” de color lila – si no me equivoco, el mismo que ha salido en la portada de Octane este mismo mes. Un coche que es el objetivo de dos ladrones, que habrían sido contratados por un enigmático italiano, con el objetivo de arrebatárselo a su propietario, un empresario inglés. La estética de este corto está tan cuidada que casi parece que estemos viviendo una noche milanesa del año 1977.

El Countach LP400 “Periscopio” es en mi opinión el superdeportivo que mejor representa el espíritu de los años 70. Me fascina.

En este corto verás persecuciones, clásicos derrapando y quemando rueda, e incluso una preciosa moto Honda CB750 de los años 70, una de las motos clásicas más exclusivas de Honda. La acción comienza cuando la policía persigue a los dos ladrones, a bordo de un Alfa Romeo Giulietta en perfecto estado. Tras arrebatar las llaves del Countach a su guardés, los ladrones se dan a la fuga, mientras este les persigue en un Monteverdi 375 de carrocería coupé. Al final del vídeo aparece otro exótico Monteverdi 375, aunque en esta ocasión con una elegante – y larguísima – carrocería de cuatro puertas.

“Milano 77” es una verdadera delicia, un corto que debe ser cuidadosamente paladeado, recreándose en detalles como la ropa y accesorios de época.

Lee a continuación: Tras veinte años cogiendo polvo en un garaje, este Lamborghini Countach vuelve a ver la luz del sol

Ver todos los comentarios 0