Este MINI Countryman híbrido quiere conquistar América

 |  @davidvillarreal  | 

Este MINI quiere viajar desde Norteamérica a Tierra del Fuego, desde Alaska, hasta Argentina. El MINI Countryman Panamericana es una preparación con la que la marca se ha propuesto realizar un viaje en el que conectarán dos puntos separados por 25.750 kilómetros, y una ruta que, según la propia marca, cubriría más de 48.000 kilómetros. Y el objetivo no es otro que demostrar la fiabilidad de los coches híbridos.

El MINI Countryman Panamericana y el S E ALL4 híbrido

Esta preparación de un MINI Countryman se ha basado en la versión híbrida enchufable del crossover británico, con tecnología alemana, del Grupo BMW. Eso significa que bajo el capó esconde un sistema híbrido de 224 CV de potencia, con capacidad para recorrer 40 kilómetros en modo eléctrico puro según cifras oficiales de homologación, que en la práctica, y salvo en condiciones ideales, serán algunos menos.

Ver prueba del MINI Countryman híbrido.

Según MINI, no se ha realizado ninguna preparación especial en este coche que vaya más allá de lo que uno esperaría de un vehículo que tiene que recorrer tales distancias.

A bote pronto, destacaríamos sus barras de techo, que se han aprovechado para una rueda de repuesto. Lo cual nos recuerda un handicap de los coches modernos, que en la mayoría de los casos han prescindido de rueda de repuesto completa, e incluso temporal, para ganar espacio en el maletero y reducir peso sustituyéndola por un kit de reparación de pinchazos. Pero obviamente, en un viaje de estas características, no parece prudente confiar en un kit antipinchazos, y en que en decenas de miles de kilómetros, y rutas que transcurrirán fuera del asfalto, no se producirá ningún pinchazo o reventón.

¿Es adecuado un coche híbrido para viajes de larga distancia?

Todo lo demás en este MINI sería de serie, incluyendo su mecánica. MINI, por otro lado, no solo quiere demostrar que la mecánica híbrida de su coche es fiable, sino también alabar su eficiencia y sus bajas emisiones. No se ha detallado la ruta. Pero podemos asumir que la mayor parte de esta se llevará a cabo consumiendo gasolina, porque de otra forma sería inviable. Pensemos que un híbrido enchufable inicialmente no ha sido concebido, o al menos no se aprovechará al máximo, en viajes de larga distancia, sino en trayectos diarios, cortos y urbanos, que se pueden realizar en la mayoría de los casos sin consumir combustible, aprovechando al máximo la capacidad de sus baterías enchufables.

MINI nos irá narrando las aventuras de este MINI Countryman híbrido desde sus redes sociales.

Más imágenes del MINI Countryman Panamericana:

Lee a continuación: Así es el MINI Countryman Cooper S E, el coche híbrido de 38.200 euros que quizá no habías valorado

El Countryman es el familiar para los fans de la estética MINI, disponible en una única carrocería de 5 puertas y 5 plazas. Buen maletero y un comportamiento muy bueno

Ver todos los comentarios 1
  • ale

    La falta de cubierta es un ahorro de costes disfrazado bajo la excusa del mayor espacio y ahorro de peso. Salvo en Europa, con pueblos a 20 o 30 km para el lado que vayas, en el resto del mundo no tener una rueda de repuesto igual al resto es un inconveniente enorme, incluso una cuestión de seguridad. En Argentina por ejemplo, podes tener más de 500 km en donde no vas a poder conseguir una cubierta para un auto moderno (alguna medida no muy común aquí, para llanta de más de 17 pulgadas), ni hablar si rompiste una llanta y quedaste tirado en algún lugar sin señal de teléfono. Se puede entender en un segmento a (o en autos deportivos o superdeportivos), por el tamaño y la finalidad que un vehículo así tiene, pero en el resto no es excusa, hasta hace no tantos años un segmento c tenía el tamaño que un segmento b actual y sin embargo todos tenían una rueda de repuesto igual al resto.

El Countryman es el familiar para los fans de la estética MINI, disponible en una única carrocería de 5 puertas y 5 plazas. Buen maletero y un comportamiento muy bueno