CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normativa

3 MIN

¿Por qué te multará la DGT: por no llevar cadenas de nieve, por no usarlas… o por ambas?

Elena Sanz Bartolomé | 23 Ene 2023
Cadenas Nieve  01
Cadenas Nieve  01

Un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE) desveló, en su momento, que el 70% de los conductores que participaron en su investigación desconocían o no estaban seguros de saber colocar las cadenas de nieve en su vehículo. El 54%, además, reveló que no contaban con este complemento, aunque sobre su presencia pesa una sanción: ¿por qué razón puede multarte la DGT: por no llevarlas, por no usarlas o por ambas?

La norma establece que el equipamiento obligatorio de un turismo debe incluir un chaleco reflectante de alta visibilidad, un sistema portátil y homologado de señalización de peligro (los dos triángulos de emergencia o la luz V16) así como una rueda de repuesto o un kit antipinchazos con las herramientas necesarias para realizar el cambio. La presencia de las cadenas o los neumáticos de invierno sólo será imperativa en las zonas donde sean necesarias para circular.

Llevar cadenas de nieve

Si no son indispensables, los agentes de Tráfico no podrán sancionarnos por no llevar las cadenas en el maletero del coche. No obstante, la DGT hace especial hincapié en tenerlas a mano como medida preventiva durante los meses más fríos del año. ¿La razón? Es sencilla: si un agente o la presencia de la señal R-412 (la circular con fondo azul que representa una rueda con este sistema antideslizante) exige su uso, tendremos que ponerlas. Si no contamos con ella, tendremos que detener la marca o dar la vuelta.

Usar cadenas de nieve

No sólo serán los agentes o la señalización quienes nos indiquen que las cadenas son necesarias para circular: también lo hará el tono de la carretera. Como ya os hemos explicado en alguna ocasión, la DGT establece un código de colores para determinar el estado de la circulación y sus límites en función de la intensidad de la nevada.

Si está en verde o amarillo deberás extremar la precaución al volante adaptando la conducción a las condiciones de la carretera: en estos dos escenarios, las cadenas no son necesarias. Si está en rojo, el uso de neumáticos de invierno o de las cadenas será obligatorio y no podrás conducir por encima de los 30 km/h. Si está en negro, la circulación estará prohibida para todos los vehículos.

Cabe recordar que, según lo establecido en el Reglamento General de Vehículos, “cuando sea obligatorio o recomendado el uso de las cadenas u otros dispositivos antideslizantes autorizados se deberán colocar, al menos, en el eje de las ruedas motrices dichas cadenas o dispositivos antideslizantes o bien utilizar neumáticos especiales”.

Sí, hay multa

Las sanciones están aparejadas al uso de las cadenas, no a su presencia en el maletero del coche. Ignorar su obligatoriedad cuando son imprescindibles, implica una multa de 200 euros (100 con pronto pago) sin pérdida de puntos; además, no podrás seguir circulando. Sin embargo, la DGT insiste en que lo más grave no es el castigo económico: es el riesgo de perder el control del coche y sufrir un accidente de tráfico.

La excepción de la norma

Sólo hay un caso en el que no te sancionarán por no usar cadenas, aunque sean indispensables: cuando tu vehículo lleve neumáticos de invierno con la identificación M+S (Mud and Snow). Los reconocerás porque a estas dos letras, les acompaña el símbolo alpino: una montaña de tres picos con un copo de nieve. Estos compuestos proporcionan una mejor adherencia, tracción, distancia de frenado y control del vehículo. Si las ruedas son de invierno, pero no cumplen con este requisito, deberás circular con cadenas.