El Opel Insignia GSi abandona el diésel y pierde 30 CV en su versión de gasolina

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
2020 Opel Insignia Gsi Sports Tourer

El Opel Insignia se ha renovado recientemente. El anuncio de la renovación fue muy escueto, sin apenas más detalles que los cambios estéticos. Ahora, Opel detalla los cambios a nivel tecnológico, así como los cambios en la gama de motores. Uno de los más relevantes tiene lugar en la gama del Opel Insignia GSi, la versión más deportiva del Opel Insignia. El Insignia es el único coche de la gama de Opel que aún no se ha pasado a las mecánicas de origen PSA, y la noticia es que ya no podrás adquirir un GSi con motor diésel de doble turbo.

El Opel Insignia GSi estaba hasta la fecha disponible con un motor 2.0 turbodiésel con doble turbo y 210 CV, acompañado de un motor 2.0 turbo de gasolina con 260 CV. Ambos motores estaban asociados a una caja de cambios automática de convertidor de par y ocho relaciones, además de un sistema de tracción total con eje trasero Twinster - el mismo que equipaba el Ford Focus RS Mk3. Tras el lavado de cara, el Opel Insignia GSi pierde su versión diésel de altas prestaciones. Por tanto, solo será posible adquirir el coche con un motor 2.0 turbo de gasolina.

El motor 2.0 CDTI BiTurbo posiblemente no era capaz de cumplir la normativa Euro 6d sin modificaciones profundas.

2020 Opel Insignia Gsi Sports Tourer

Este propulsor sigue siendo de origen General Motors y no conserva sus 260 CV, posiblemente por equipar ahora un filtro de partículas de gasolina. El motor pasa a desarrollar 230 CV, acompañados de un par motor de 350 Nm, constante entre las 1.500 rpm y 4.000 rpm. Este motor desarrolla 50 Nm menos de par motor que anteriormente, que sigue transmitiendo a las cuatro ruedas. Lo hace a través de una nueva caja de cambios automática de nueve relaciones y convertidor de par. La marca no ha especificado las prestaciones de este nuevo motor.

Lo que sí sabemos es que su consumo medio NEDC ha pasado de 8,7 a 7,0 l/100 km. No obstante, su consumo WLTP en ciclo combinado no es tan halagüeño: consume la friolera de 12-12,2 l/100 km. Conserva su eje trasero Twinster, que reemplaza un diferencial autoblocante por dos embragues, que permiten un bloque total o parcial, variable en tiempo real - y ofrecen al coche una excelente motricidad. Conserva su suspensión adaptativa FlexRide, pero pierde parte de la garra que tenía, y pierde la contundencia y eficiencia de la versión diésel. Es un paso atrás.

2020 Opel Insignia Gsi

Seguirá estando disponible en carrocería Sports Tourer familiar, no solo en carrocería berlina.

Entendemos que es un coche desarrollado bajo General Motors, y que cambiará mucho cuando sea renovado. Posiblemente entonces se asemeje más al Peugeot 508, que sigue siendo una de las referencias del segmento generalista. Sea como fuere, sí hay cambios tecnológicos a destacar, siendo el más importante en mi opinión unos nuevos faros LED matriciales. Unos faros con 84 diodos por óptica, capaces de "cortar" el tráfico con más precisión, evitando deslumbramientos y permitiéndonos ver mucho mejor con las luces de carretera encendidas.

Lee a continuación: Holden da la espalda a su historia: deja de fabricar el Commodore y se centrará en los SUV

El Opel Insignia es una berlina grande, del tamaño de un Volkswagen Passat o un Ford Mondeo. Se ofrece en carrocerías de 5 puertas, familiar (Sports Tourer) y en edición especial familiar Country Tourer de aspecto campero

Ver todos los comentarios 0